Motivos de seguridad aconsejan talar quince árboles en el paseo Ramón y Cajal

Paseo Ramón y Cajal contenedores

El consejo sectorial de Medio Ambiente del ayuntamiento de Huesca conocía en su última reunión un informe, elaborado por la empresa consultora Pirinea, sobre el estado de los árboles del paseo Ramón y Cajal. Un estudio previo con el que cuenta el ayuntamiento, indicaba que habría que talar varios ejemplares, por lo que se decidió sacar a concurso el proyecto para eliminarlos. En Pirinea, además, se volvieron a estudiar esos ejemplares, concluyendo que, efectivamente, deberían talarse, por motivos de seguridad quince ejemplares de gran porte, además de siete pies de aligustre.

En concreto, habría que talar seis de los 21 cedros de gran porte que hay en el boulevar central del paseo. Ejemplares que presentan problemas de inclinación, con sus raíces y con grandes ramas que se han caído en diversas ocasiones.

Además, el informe propone talar otros árboles de este paseo, seis cipreses, tres olmos y siete pies de aligustres.

La situación en que se encuentran estos árboles obligará a su tala para evitar problemas. Duele tener que actuar así, pero los expertos aseguran que son seres vivos con una vida que, antes o después, termina. En otras ocasiones, también se ven afectados por obras u otras actuaciones que se han ido llevando a cabo a lo largo de los años.

Los árboles afectados no podrían ser trasplantados, porque las posibilidades de supervivencia son nulas. En todo caso, el ayuntamiento vigilará los ejemplares que se mantengan para comprobar cuál va siendo su evolución.

En el consejo sectorial se informó de que de estas cuestiones se dará cumplida información a los vecinos del barrio de Santo Domingo y San Martín, donde se podrían incluso organizar visitas para comprobar in situ el estado de los árboles.

Comentarios