Una veintena de empresas conocen en CEOE Aragón las oportunidades de negocio que ofrece Bulgaria

Una veintena de empresas asistían a un taller sobre oportunidades de negocio en Bulgaria organizado por la Confederación de Empresarios de Aragón (CEOE Aragón). El encuentro, inaugurado por el Embajador búlgaro en España, el Presidente de CEOE Aragón y el Director General de Economía del Gobierno de Aragón, se encuadraba en la actividad del Servicio Aragonés de Licitaciones (SAL), gestionado por la Confederación a través de un convenio con el Ejecutivo Autonómico. La modernización de infraestructuras y la liberalización energética, junto a sectores que van desde las TIC al automóvil y la agroalimentación permiten un amplio crecimiento de las relaciones empresariales entre ambos territorios.

La sesión ponía de manifiesto la progresión de las relaciones empresariales entre Bulgaria y Aragón (al igual que con el resto de España), especialmente en los últimos diez años, desde la integración de este país en la Unión Europea. Unas relaciones en las que, no obstante, hay un “amplio margen de mejora” al que aludía el Presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, destacando, por un lado el potencial de Bulgaria y sus buenas condiciones para la inversión empresarial y, por otro, la fortaleza del sector exterior aragonés, que es una de las grandes bazas de nuestra economía.

En 2016, la balanza comercial entre Aragón y Bulgaria se cerró con exportaciones aragonesas por valor de 31,6 millones de euros, principalmente de productos cárnicos (porcino) y, en menor medida, bienes de equipos, semimanufacturas y otros bienes de consumo. Las importaciones sumaron poco más de 10 millones, concentrándose en productos de confección.

Además de en el comercio exterior, el taller desarrollado incidía en la importancia de otras vías de internacionalización a través de la cooperación entre empresas, la participación en licitaciones públicas y la inversión. En este aspecto, el Embajador, Ivan Kondov, destacaba las medidas adoptadas por su país para estimular las inversiones extranjeras “reduciendo la burocracia y cargas administrativas para las empresas, con incentivos fiscales, estabilidad y transparencia”, temas que también ha explicado la Consejera Comercial de la Embajada.

Respecto a áreas de actividad, se hacía hincapié en las oportunidades existentes para las empresas españolas en innovación tecnológica, automoción, robótica, logística, transporte, construcción o telecomunicaciones. También la liberalización del sector eléctrico y gasista, así como la modernización de infraestructuras tanto carreteras como ferroviarias abren importantes ámbitos de inversión en los que ya están bastante presentes empresas alemanas e italianos, pero no tanto las españolas, según ha explicado el Embajador.

Las empresas aragonesas pueden apoyarse en CEOE Aragón para aprovechar estas oportunidades tanto a través del SAL como de la red de apoyo a las empresas de la Comisión Europea (Enterprise Europe Network) de la que la Confederación es representante en Aragón y que actúa en más de 50 países, entre ellos, Bulgaria.

Esta jornada en CEOE Aragón era una de las primeras celebradas tras el impulso dado a las relaciones empresariales entre España y Bulgaria en el encuentro celebrado en Madrid el pasado mes de mayo en CEOE y que tendrá continuidad en otras comunidades autónomas, además de en un foro económico bilateral organizado por la Secretaría de Estado de Comercio, CEOE y la Cámara de Comercio de España.

Comentarios