La economía aragonesa registró un crecimiento interanual del 2,7% en el segundo trimestre de 2017

Según las estimaciones realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística, a partir de los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística), el Producto Interior Bruto generado por Aragón en términos de volumen encadenado creció un 0,7% en el segundo trimestre de 2017, tasa de crecimiento intertrimestral idéntica a la registrada en el primer trimestre del año. Esta cifra es inferior en dos décimas a la del conjunto de España (0,9%), superior el registro trimestral alcanzado por la media de la Eurozona (0,6%), e idéntica al dato anotado por la Unión Europea (0,7%). Sector primario, construcción, industria manufacturera y sector servicios han liderado el crecimiento en Aragón.

En términos interanuales, el ritmo de avance de la economía aragonesa en el segundo trimestre de 2017 se sitúa en el 2,7%, una décima superior al dato registrado en el trimestre precedente. Esta tasa de crecimiento interanual es inferior a la registrada para el conjunto de España (3,1%), aunque superior a la alcanzada por el conjunto de países tanto de la Eurozona (2,3%) como de la Unión Europea (2,4%).

Desde la óptica del gasto, el crecimiento de la economía aragonesa se explica por el buen comportamiento de sus dos componentes principales, puesto que la demanda externa y la demanda interna habrían tenido una contribución positiva similar al crecimiento del PIB aragonés, destacando la mejoría experimentada por la demanda doméstica durante el período cuya contribución al output regional ha crecido respecto al primer trimestre de 2017.

Por lo que respecta a la demanda interna, sus dos pilares básicos (consumo e inversión) muestran un comportamiento positivo. En concreto, el consumo de los hogares registraba en el segundo trimestre del año una aceleración notable en su ritmo de crecimiento interanual hasta anotar una tasa del 3,2%, dato un punto y cuatro décimas superior al anterior trimestre (1,8%), y siete décimas superior al registro del conjunto nacional (2,5%). De esta forma, la evolución del consumo de los hogares en Aragón recupera vigor y contribuye a un mejor equilibrio de la composición del crecimiento aragonés, como consecuencia de la prolongada mejora del mercado de trabajo regional, la mayor facilidad de acceso al crédito gracias a la política monetaria expansiva implementada por el BCE y el ahorro que supone los contenidos precios del petróleo

.

En relación a la formación bruta de capital fijo, sus dos tipos de activos se comportan de forma positiva durante el segundo trimestre del ejercicio. Respecto a la inversión en construcción, esta se acelera hasta el 10,0% anual, avance un punto y seis décimas superior al dato del primer cuarto de 2017 (8,4%), y tasa anual muy superior a la registrada por el conjunto de España (3,0%). Por su parte, la inversión en bienes de equipo, creció en términos interanuales un 1,4%, dato inferior al crecimiento registrado en el trimestre precedente (1,9%), y por debajo de la evolución mostrada por la media nacional en el mismo periodo (4,1%).

Con los datos disponibles en materia de sector exterior, se observa como la demanda externa neta continuaría con la tendencia positiva iniciada en el segundo trimestre de 2016 y su contribución el crecimiento aragonés durante el segundo trimestre de 2017 sería de nuevo positiva, ya que las ventas al exterior continúan registrando un mejor comportamiento durante el período. En concreto, las exportaciones de bienes y servicios crecen en Aragón un 3,7% durante el período, lo que supone dos puntos menos que el crecimiento del trimestre anterior (5,7%), mientras que las importaciones experimentan una caída interanual del 0,7%, un punto y siete décimas por encima de la del trimestre precedente (-2,4%).

Desde el punto de vista de la oferta, en el segundo trimestre de 2017, y por séptimo trimestre consecutivo, todos los sectores productivos de la economía aragonesa presentan tasas de crecimiento anuales positivas. Además, salvo en servicios, se produce una aceleración generalizada en los ritmos de crecimiento.

Liderando el crecimiento aragonés durante el segundo cuarto del año se encontraría el sector primario, que engloba las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, que alcanza un ritmo de crecimiento positivo del 7,8% interanual, dato un punto superior al anotado en el primer trimestre de 2017 (6,8%). Este avance de la agricultura a nivel regional es superior al incremento que registra la media nacional en el mismo periodo (4,1%).

En segundo lugar en cuanto a dinamismo se situaba el sector de la construcción, que creció un 4,7% en tasa interanual, dos puntos y una décima superior al avance experimentado en el trimestre precedente (2,6%). Esta tasa se sitúa por debajo del dato registrado por la media española durante el período (4,8%).

Por su parte, la industria manufacturera aragonesa presentaba en el segundo trimestre del ejercicio un dinámico comportamiento y aceleraba su crecimiento hasta un destacado 3,7% anual, dato seis décimas superior al registrado en los tres primeros meses del año (3,1%), y más de un punto porcentual por encima de la tasa alcanzada por el conjunto de España (2,6%).

Finalmente, el sector servicios sigue manteniendo un ritmo de avance positivo, si bien con un tono ligeramente menos dinámico respecto a la trayectoria de los últimos trimestres, y registra un crecimiento anual del 2,2%, una décima inferior al dato del primer trimestre de 2017 (2,3%). Este incremento, es inferior a la tasa media registrada por el conjunto del país que se situó en el 2,8% anual. Por lo que respecta al comportamiento en Aragón de la principal rama del sector servicios Comercio, Transporte y Hostelería, esta registra en el acumulado de abril a junio un crecimiento del 2,2% anual, dato un punto inferior al anotado en el anterior trimestre (3,2%).

En suma, durante el segundo trimestre de 2017, la Comunidad Autónoma Aragón incrementó su ritmo de producción gracias al impulso de la demanda interna y la destacada evolución de la demanda externa que, junto al resto de sólidos fundamentos macroeconómicos regionales y la información disponible de los indicadores parciales, permitirían una aceleración progresiva del crecimiento económico de la Comunidad Autónoma durante el tercer trimestre, y un mantenimiento del ritmo de crecimiento para la parte final del año.

Comentarios