Bailo recibía al Santo Grial con la ilusión de impulsar una ruta turística

Santo Grial Bailo

El pueblo de Bailo se trasladaba este fin de semana al siglo XI para recrear la estancia del Santo Grial en la localidad. Las Jornadas de Recreación Histórica llegan a su quinta edición estrenando el reconocimiento de Interés Turístico Regional. Su objetivo no acaba allí. Quieren que este evento sea el germen de una ruta turística más amplia, a nivel europeo, que dinamice la economía del territorio.

El momento central del fin de semana era la llegada de la comitiva del Rey Sancho III “El Mayor” portando el Santo Grial. Medio centenar de personas participaban en el cortejo entre Guardia Real, Infantes, Emisarios, Monjes Benedictinos de San Juan de la Peña y familias nobles. Presidiendo, el Rey Sancho III con su esposa Munia y su hijo Ramiro, quien iba a ser el primer monarca del Reino de Aragón, Ramiro I. Tras ello el Rey entregaba el Cáliz a las autoridades eclesiásticas, dando paso a la misa cantada con el grupo Algarabía.

Se cree que el Santo Cáliz llegó al norte escapando de la invasión musulmana y su presencia en localidades como Bailo habla de la importancia que la localidad tuvo en ese periodo de la Edad Media.

La jornada del sábado continuaba con una comida popular y una tarde repleta de animación y actividades, como talleres de oficios, mercado medieval, exposición de cetrería...Todo ello aderezado con los espectáculos medievales de la compañía "Lobos Negros", los pasacalles de "Los Músicos de la Solana", teatralizaciones y paseos en poni para los más pequeños. Tras despedir al Rey, sobre las ocho de la tarde, hay baile medieval.

La jornada del domingo se centra este año en los niños, con una gymkana medieval y un concurso de dibujo medieval infantil y taller de amuletos, coordinado por Anita de Arbués.

La edición de este año es posible, según destacan desde la Asociación Acurba, gracias a los apoyos de Gobierno de Aragón, Comarca de la Jacetania, Ayuntamiento de Bailo, Entidad Local Menor de Larués, Diócesis de Jaca y Hermandad del Primer Viernes de Mayo. Todo ello acompañado de la gran colaboración de vecinos, visitantes y amigos.

Comentarios