La confianza empresarial en la provincia deja el terreno negativo tras cinco años de grandes dudas

ceos cepyme

Los empresarios oscenses han abandonado la zona de pesimismo, y afrontan el futuro con un moderado optimismo. Es lo que se desprende del Índice de Confianza Empresarial de la provincia, con datos del primer semestre de este 2017, y las previsiones y expectativas del segundo semestre. La práctica totalidad de los sectores de producción muestran buenas sensaciones. No obstante, y de cara al futuro, los responsables empresariales ya advierten de que empiezan a mostrarse síntomas de desaceleración, por lo que seguiremos creciendo, pero de forma más contenida, después de que la primera parte del año se haya comportado con una gran contundencia, mucho mejor de lo esperado.

La media ponderada, entre ventas nacionales e internacionales, número de trabajadores, inversión en nuevas tecnologías o inversión en instalaciones o maquinaria, se situó en un 5,9% en el primer semestre de este año, mientras que las expectativas lo situaban en un 1,19%. El Índice de confianza Empresarial de los primeros seis meses es del 3,5%. La recuperación sigue llegando a la provincia de Huesca, si se compara con el primer semestre del pasado año, cuando la confianza era del -6,1%, o con el de 2012, el peor momento de la crisis, cuando el ICE fue del -43,8%.

El paso a cifras positivas es visto con satisfacción por el presidente de CEOS.

La gran mayoría de los sectores empresariales de la provincia de Huesca (construcción, metal, hostelería y turismo, agro-ganadero y sobre todo transporte) han presentado un comportamiento muy bueno en este 2017, con la excepción del comercio minorista, que muestra sus dudas. Y todos los territorios del Alto Aragón, sin excepciones, muestran mejoría.

Las ventas nacionales tienen una importante estabilidad, aunque el aumento o la previsión de aumento ha crecido porcentualmente. Las ventas internacionales asientan la capacidad exportadora, con un aumento que, previsiblemente, se mantendrá. Las importaciones de los últimos meses se han mantenido y se espera que continúen así en más de un 80%. En cuanto a precios y costos, han aumentado en los primeros seis meses y tienen a mantenerse en la segunda parte del año.

El número de trabajadores aumentó en un 26% en los últimos meses. Una cifra que, según las expectativas, se mantendrá. Es lo que opinan casi el 77% de los empresarios. Además, un 18% de empresas piensan aumentar su plantilla, con lo que es importante que se siga manteniendo ese gran diferencial entre las empresas que crean trabajo y las que lo destruyen.

En lo que hace referencia a la inversión tanto en maquinaria, como instalaciones o nuevas tecnologías, los datos son más negativos que positivos. Finalmente, se muestra un equilibrio en los costes de la financiación.

El Informe sobre el Índice de Confianza Empresarial de la provincia de Huesca. se ha elaborado mediante la realización de 423 encuestas telefónicas a otras tantas empresas con representación de diferentes sectores e implantación en gran parte del territorio, interrogándoles sobre diez indicadores.

Comentarios