Lluvia de globos y papeles con los colores de la bandera de Monzón para dar la bienvenida a San Mateo 2017

Disparo cohete

Como todos los años, los más pequeños eran los primeros en empezar las fiestas de Monzón en honor a San Mateo con el lanzamiento del cohete, la salida de los gigantes y cabezudos, y el posterior recorrido acompañados por la Charanga. Por segundo año consecutivo, el inicio de fiestas infantil contaba con la magia y vistosidad de Civi Civiac, con una inmensa lluvia de globos y disparo de papeles, ambos en azul y rojo, así como el lanzamiento de juguetes.

Ya por la tarde, el pregón de las peñas y el chupinazo, desatarán la locura. San Mateo 2017 habrá llegado a Monzón, dónde se quedará hasta el próximo domingo.

A mediodía, tras el disparo del cohete y el aluvión de globos en la Plaza Mayor, la comitiva, formada por miles de chavales, se disponía a empezar el recorrido acompañados por la Charanga. Por el camino, niños y adolescentes corrían delante de los cabezudos, mientras que bailaban las típicas canciones festivas. El trayecto partía de la citada plaza del ayuntamiento y continuaba por Joaquín Pano, el cruce de la N-240, Barón de Eroles, Jaime I, para tomar de nuevo el cruce de la N-240, Avenida Goya, Joaquín Pano y regresar a la Plaza Mayor.

CHUPINAZO

Tras el codetazo infantil, la primera jornada festiva se encaminaba al chupinazo de interpeñas, previamente tenía lugar la “ ponida” de la pañoleta a Costa. De allí, una multitud de jóvenes se iban congregando en la Plaza Mayor a la llamada de la primera edición de la “Holy Party”, la batalla de los colores rojo y azul. Aunque, inicialmente, se hablaba de hacerla, tras el chupinazo, los jóvenes comenzaron la batalla de 2.000 bolsas nada más recibirlas. El efecto que se buscaba surtía efecto y la Plaza presentaba el mejor aspecto de los últimos años.

A las ocho de la tarde, se asomaba al balcón del ayuntamiento el pregonero de la peña L’ abrevadero como si fuera uno más de la Guerra de las Galaxias, en un pregón animado conseguía que todo el mundo hiciera la ola.

Mientras en la antesala las Zagalas, Zagaletas y Zagaletes de las fiestas vivían el inicio de San Mateo, entre nervios y ganas de empezar, donde unos padres, no se sabía si más alterados, les acompañaban. Mientras llegaban el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, el de Almunia de San Juan, José Ángel Soláns, el de Alfántega, José María Civiac o el de Barbastro, Antonio Cosculluela. Además, de los ediles Davida Martínez, Alicia Moli, María Pilar Gastón, Adelardo Sanchis, Miguel aso, también presidente de la Comarca del Cinca Medio, Milva Bueno, Julián Alamán, Marisa Mur, Jesús Guerrero y Javier Vilarrubí, quienes aprovecharon el momento para desear felices fiestas.

Comentarios