Jánovas celebra San Miguel "con sentimiento agridulce"

Los vecinos regresan al pueblo expropiado de Jánovas este sábado para celebrar San Miguel “con sentimiento agridulce”. Así lo confiesa Óscar Espinosa, vecino de Jánovas y vicepresidente de la Fundación San Miguel, que explica que en esta jornada siempre se viven “momentos bonitos por volver al pueblo”, pero también “tristeza, porque vemos el tiempo perdido, las vidas perdidas y que no se pueden recuperar en Jánovas”.

Pero al menos este año, explica, tienen motivos para sonreír porque “aunque llega poca ayuda, algo llega”. “La reversión por parte de Endesa está al 60% y llegan inversiones por parte del Gobierno de Aragón. Aunque sean pequeñas cuantías, cada paso es importante”, explica Espinosa, que no oculta que “falta el apoyo del Gobierno central para solucionar esta situación”.

Pero en esta celebración de San Miguel al menos cuentan con algunas “buenas noticias”.En lo que queda de año los vecinos de Jánovas esperan dar por finalizada la instalación eléctrica gracias a una subvención a la Fundación San Miguel por parte de la Consejería de Ordenación del Territorio. Y también en los próximos meses se realizará la carretera que conectará los pueblos de San Felices, Planillo y Albella a través de Jánovas. Una inversión de 180.000 euros por parte del Departamento de Desarrollo Rural. “Son pequeños pasos pero muy importantes. Y ya estamos pensando los próximos retos para el año que viene”, indicaba.

Este sábado, además de momentos para el recuerdo y la lucha, los vecinos de Jánovas celebran sus fiestas con un hermanamiento con los de Lanuza, “quienes ya recuperaron su pueblo. Les queremos como ejemplo a seguir”, manifestaba Espinosa. El programa festivo comienza a las 11.00 horas con la misa, a mediodía será el pregón y el chupinazo y a las 12.15 horas, se proyectará el documental Lanuza. A las 12.45 horas, los invitados presentarán el Palotiau de Lanuza y a las 13.00 horas está previsto un aperitivo para los asistentes. A las 14 horas, ‘comida de alforja’ y a las 18 horas, sesión de baile con Abraham. El broche final lo pone una recena de longaniza a las 22 horas.

Comentarios