Los semáforos de acceso al valle de Chistau entran en funcionamiento

Los semáforos que regulan el tráfico en los túneles de acceso al Valle de Chistau entran por fin en funcionamiento, una semana después de que la compañía eléctrica Endesa finalizara su labor de conexión de la electricidad a los semáforos. Fuentes de la compañía eléctrica detallaban la pasada semana que todo estaba listo para que los semáforos funcionasen una vez que el Departamento de Carreteras del Gobierno de Aragón contratase el servicio con una comercializadora.

La instalación de los semáforos, que se adoptó como medida urgente para facilitar el paso de vehículos y garantizar la seguridad en los antiguos túneles que dan acceso al Valle de Chistau, se ha demorado dos años y desde la localidad de Plan no encuentran “ninguna explicación que justifique tal retraso”. Su alcalde, José Serveto, denunciaba que “no es lógico que una instalación que tan solo ha costado 60.000 euros y que estaba prevista como urgente se demore dos años”.

El teniente de alcalde, Miguel Lacambra, destacaba la importancia de que "por fin" estén en funcionamiento, pero lamentaba que ya no han servido de nada en el verano que acaba de terminar.

Serveto afirmaba que los semáforos llegan “demasiado tarde”, pues su principal función era “en los meses de verano, cuando más afluencia hay, cuando pasan autobuses y hay campamentos”.

Según fuentes del Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, el sistema instalado plantea regular “paso alternativo” para los vehículos de dimensiones superiores a 3.3 metros. Los problemas que se presentan en la zona son por un lado la anchura de la plataforma que no permite el cruce de dos vehículos pesados y, por otro lado, el gálibo, ya que el interior del túnel es abovedado y las paredes no son lisas. En este sentido, lo mejor para los vehículos pesados es atravesar los túneles por el centro de la calzada.

La solución adoptada es la siguiente: el bloquea el paso sólo cuando el vehículo que vaya a entrar en la zona tenga determinada altura. Es necesario, además de la instalación de los semáforos, la instalación de una columna de 6 metros para instalar el detector. Los semáforos funcionarán de manera intermitente ámbar dejando circular. Cuando se detecta un vehículo pesado, los semáforos pasarán a rojo para que se vacíe la zona de túneles. A partir de ese momento, se dará paso alternativo.

Comentarios