La Guardia Civil de Huesca detiene a dos ciudadanos Pakistaníes por un delito de falsedad documental

El Grupo de Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca, el pasado día 25 se encontraban realizando una inspección de la documentación presentada por los concursantes al examen para la obtención de los diversos permisos de conducción en el aula de la Jefatura Provincial de Tráfico de Huesca, cuando al revisar el NIE de uno de los ellos y efectuar una valoración de las diferencias faciales y biométricas entre la fotografía y la persona que se presentó al examen, les infundió sospechas que esta no se correspondía con el del titular del documento.

Por lo que una vez finalizada la prueba, los agentes de la Guardia Civil solicitaron del examinado que exhibiera otro medio de identificación, no pudiendo aportar lo solicitado y mostrándose muy nervioso.

Ante tales sospechas los agentes realizaron las gestiones oportunas para comprobar fehacientemente la identidad del sospechoso, resultando que no se correspondía con la del titular del documento y al proceder a la búsqueda de la persona que figuraba en la misma, se localizó en el interior del centro de exámenes al varón titular del NIE, que estaba esperando a que terminase la prueba.-

Al parecer el motivo por el cual se había cedido el documento para la realización del examen, era que el titular del mismo no tenía el conocimiento de la lengua, ni de la normativa de tráfico necesaria para superar la prueba y la persona que le suplantaba lo realizaba supuestamente a cambio de una compensación económica.

La falsedad documental cometida por particulares, está recogido en el artículo 392 del Código Penal, pudiendo ser castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años.

Por los hechos descritos se procedió a la detención de dos hombres de 31 y 38 años de edad, de origen Pakistaní, residentes en Barcelona y Huesca, respectivamente, como supuestos autores de un delito de falsedad documental, siendo presentados junto con las diligencias instruidas en el Juzgado de Guardia de Huesca, decretando el titular éste su libertad provisional, con obligación de personarse cuando sean citados por la Autoridad Judicial.

Comentarios