Aragón aceleró su ritmo anual de crecimiento en el segundo trimestre de 2017

Este viernes se publica el Boletín Trimestral de Coyuntura número 58 que incluye el análisis de la evolución de la economía internacional, española y, especialmente, aragonesa en el segundo trimestre de 2017. La economía aragonesa registró una aceleración de su ritmo de avance en términos anuales durante el segundo trimestre de 2017, mientras que en tasas trimestrales el incremento registrado fue idéntico al del trimestre anterior. De acuerdo con las estimaciones realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística, el PIB aragonés creció un 2,7% anual en el segundo trimestre del año, mientras que en términos trimestrales el ritmo de avance se sitúa en el 0,7%.

Tanto la demanda interna como la demanda externa contribuyeron a expandir el producto de la Comunidad Autónoma. Desde el punto de vista de la oferta, en el segundo trimestre del ejercicio todos los sectores productivos de la economía aragonesa presentan tasas anuales positivas y aceleran su crecimiento, a excepción del sector terciario que crece a menor ritmo.

Los indicadores parciales disponibles hasta el momento, permiten prever una aceleración progresiva del crecimiento económico de la Comunidad Autónoma de Aragón durante el tercer trimestre y un mantenimiento del ritmo de crecimiento para la parte final del año.

La economía española aceleraba su ritmo de avance en el segundo trimestre de 2017 tanto en términos trimestrales (0,9%) como en términos anuales (3,1%). Por otro lado, el mercado laboral sigue registrando una importante capacidad de creación de empleo, pero pierde dinamismo a lo largo del tercer trimestre del año. En materia de inflación, en el segundo cuarto del año la tasa anual de inflación desaceleraba de forma similar a la evolución del precio internacional del petróleo.

Por lo que respecta a la economía global, a lo largo del segundo trimestre de 2017, la economía global ha experimentado un crecimiento robusto y algo mejor de lo esperado, con una tendencia general a la aceleración entre el primer y el segundo trimestre. No obstante, a medida que avanzaba el verano han empezado a producirse señales de cierta pérdida de impulso, que sugieren una leve ralentización a lo largo del segundo semestre, si bien el ritmo de la actividad continúa siendo vigoroso.

Comentarios