“Un Ejército europeo no está en la agenda, pero se avanza en una estructura operativa para su defensa”

El XXV Curso Internacional de Defensa se ha clausurado en Jaca analizando el pasado, el presente y el futuro de la Defensa en Europa. En las ponencias han intervenido el exministro de Defensa, Julián García Vargas; el Teniente General 2º Comandante de las Fuerzas Aliadas de la OTAN, Juan Campins, y el asesor del JEME y exComandante Jefe del Eurocuerpo, Teniente General Alfredo Ramírez. Los tres han coincidido en sus intervenciones al afirmar que “no está prevista la creación de un Ejército europeo, pero sí profundizar en la puesta en marcha de una estructura y una fuerza operativa capaz de actuar en distintos escenarios”.

El exministro Julián García Vargas ha comentado que “en la actualidad estamos en un momento de impulso de la defensa europea; queda mucho por hacer, como que los ministros de Defensa de la Unión se reúnan solos sin la presencia de sus homólogos de Exteriores, pero soy optimista y con el impulso que están aportando las actuaciones en el ámbito de la seguridad espero que muy pronto se consolide el proyecto de cooperación estructurada permanente y, en el ámbito operativo, el Eurocuerpo sea capaz de ejercer de punta de lanza”.

García Vargas ha comentado que en este proceso, “2016 ha sido un año de infarto por acontecimientos como el Brexit, de forma que Reino Unido, que era uno de los líderes e impulsores, junto a Francia, de la política común de seguridad y defensa, ha desaparecido y la impresión es que no hay sustituto”. A su juicio, tienen que ser Francia, Alemania, Italia y España los protagonistas del proyecto de cooperación estructural permanente.

Pero este proceso, ha asegurado, “no se puede llevar a cabo sin contar con la OTAN y en esta línea también se han dado pasos recientemente”. También se ha referido al plan de acción de defensa europea presentado por la Comisión. En él, ha señalado, “se plantea la necesidad de empezar a trabajar en el tema de la industria con la idea de crear un mercado único de defensa”.

Pero la mayor esperanza de avances la ha puesto en la aprobación por parte del Consejo Europeo, en junio de este año, “de la cooperación estructurada permanente dando tres meses para desarrollar ese compromiso, solicitando a cada país proyectos concretos de capacidades y teniendo la prudencia de no dejar atrás a nadie”.

El Eurocuerpo

Por otra parte, el Teniente General Alfredo Ramírez, que hasta el pasado mes de julio fue Comandante Jefe del Eurocuerpo, también ha incido en el hecho de que “la creación de un Ejército europeo no está en la agenda. Se trataría es de activar los instrumentos de cooperación y armonizar los aspectos civiles y militares de las operaciones utilizando mejor los recursos nacionales ya existentes”. En este sentido, ha asegurado que “el Eurocuerpo debería ser el modelo a seguir, el ejemplo de que esta cooperación multinacional es posible”. También se ha referido a las misiones que desarrolla, que son múltiples, “desde las más exigentes de imposición de la paz hasta las de asesoramiento y adiestramiento”.

Durante su intervención ha insistido en que “el Eurocuerpo se encuentra en una situación inigualable para garantizar la seguridad europea; aspira a convertirse en el Cuartel General de Reacción Rápida preferido para el conjunto de las operaciones de respuesta de gestión de crisis de la Unión Europea”.

Pero esta situación, en su opinión, no es suficiente. “Europa necesita un mínimo de integración de las capacidades militares para actuar cuando y donde se decida para desarrollar la deseada autonomía estratégica europea. Es necesario establecer un embrión de un Cuartel General que trabaje, exclusivamente, por y para la seguridad y la defensa europea y el primer paso podría ser su reconocimiento como Cuartel General preferente”.

La OTAN

Por último, el Teniente General Juan Campins, se ha referido al papel de la Alianza Atlántica. “La OTAN ha estado continuamente evolucionando para lograr los niveles de preparación y de concepción del nuevo entorno estratégico y estar lista para actuar y proporcionar la seguridad que necesitamos”.

En este sentido, ha asegurado que la Alianza Atlántica “constituye la base de la defensa colectiva, incluso la Unión Europea se basa en la defensa colectiva de la OTAN y fomenta la solidaridad y el conocimiento entre los países”. Por último, por lo que se refiere a España, el Teniente General Juan Campins ha señalado que “la OTAN ha sido el motor de transformación de nuestras Fuerzas Armadas para hacerlas mucho más modernas, sostenibles y resolutivas”.

Comentarios