Recta final del proyecto definitivo para la remodelación del paseo de Ramón y Cajal

Ramón y Cajal coches semáforo tráfico

El proyecto urbanístico más importante para el próximo año en Huesca debería estar listo este mes de octubre o principios de noviembre. La Asociación de Vecinos del barrio de Santo Domingo y San Martín espera recibir el proyecto en el plazo previsto puesto que recuerdan que deberán estudiar si se han incorporado las modificaciones que plantearon los vecinos de la zona y también comerciantes. Las plazas de aparcamiento, la vegetación, y la configuración de la zona peatonal eran algunas de las cuestiones que generaban diferencias de opinión.

La redacción del proyecto tenía un coste máximo de 92.000 euros. Una vez se conozca su contenido se cuantificará la inversión necesaria para desarrollar esta actuación urbanística, aunque se estima que rondará el millón y medio de euros. Desde Santo Domingo y San Martín insisten en que esta remodelación es un proyecto que trasciende el ámbito del propio barrio para ser un proyecto de ciudad. Se trata de una travesía urbana para el acceso al núcleo de la capital altoaragonesa y su adecuación debió realizarse hace ya 25 años, según apunta el presidente de la Asociación vecinal, Andrés Puyuelo.

La idea inicial para la remodelación del paseo de Ramón y Cajal contemplaba dos grandes aceras, donde el peatón tenga un amplio espacio para pasear, y dos carriles en el centro para el tráfico de vehículos. Habría también una revisión de las zonas verdes y los cedros, de los cuales los informes técnicos aconsejan talar siete de los veintiún cedros existentes. Pero uno de los puntos que más preocupa a comerciantes y residentes son los aparcamientos. El Ayuntamiento, tras diversas reuniones con ambos colectivos, explicó que se tendría en cuenta la necesidad de mantener suficientes plazas para el estacionamiento de vehículos.

El documento, por tanto, cuando esté terminado, recogerá las modificaciones que hubieran acordado y el Ayuntamiento se comprometía a analizarlo, a posteriori, con vecinos y comerciantes.

En ese momento se llevará a cabo la redacción de la primera fase del proyecto, que comprende desde la rotonda de Ramón y Cajal hasta la altura de la calle José María Lacasa. Posteriormente saldrá el proyecto de Ejecución de Obra que, previsiblemente, podría ser en enero con un presupuesto que podría rondar el millón y medio de euros.

Los comerciantes trasladaban en la reunión con representantes del consistorio que era prioritario un buen acerado para que los clientes tuvieran el espacio suficiente de paseo y, sobre todo, que haya aparcamientos disponibles. Esta última petición va en la misma línea de la Asociación de Vecinos del barrio de Santo Domingo y San Martín que también puso hincapié en que hubiera aparcamientos para vehículos.

Desde el Ayuntamiento de Huesca se insistía en que el proyecto recogería plazas de aparcamiento suficientes teniendo en cuenta las necesidades de los residentes y la alta densidad comercial en dicha zona.

Comentarios