El Centro Tecnológico de Aragón abre nueva sede en Walqa donde dará cursos a unos 120 alumnos

Los empresarios de Walqa mantenían una de las reuniones periódicas que comparten con la directora del Parque Tecnológico, y en la que participaba la Consejera de Economía e Industria, Marta Gastón. Un encuentro en el que se les presentaban los nuevos cursos de formación y de mantenimiento, que va a impartir allí el CTA, Centro Tecnológico de Aragón. A lo largo de los dos últimos años las reuniones han servido para conocer las necesidades reales del Parque y de los empresarios, a las que se ha intentado dar respuesta, en cuanto a seguridad, a acondicionamiento, servicios o formación. Precisamente, la formación era una de las mayores demandas.

En el edificio Félix de Azara se ha acondicionado una sala con una veintena de puestos y de ordenadores, donde se ofrecerán los 8 cursos iniciales, de formación oficial certificada. Cada uno de ellos contará con 15 alumnos.

Ángel Pardillos, director del CTA, indicaba que hay que mantener actualizados a los trabajadores del sector empresarial, sin olvidar a los alumnos que se salen del sistema educativo, y a quienes no se ha formado todavía en lo laboral. Se ha diseñado, pues, un sistema de formación doble: inicial, basado en las áreas de desarrollo y programación, y de mantenimiento actualizado, que busca tener un tejido empresarial “sano”.

En el edificio Félix de Azara se ha acondicionado un aula para acoger al CTA, que tiene 2.500 alumnos al año, donde se darán unos 8 cursos, con 15 alumnos cada uno. Habrá dos cursos de “Esencials” para el inicio de actividad en desarrollo, tres cursos de “Itinerario” para programación Java para móviles, y programación punto net, y dos cursos en virtual para big data, destinados a científico de datos y analista de datos. Habrá también cursos para trabajadores del parque, pero necesitarán un mínimo de 10-15 alumnos. En opinión de Pardillos, lo importante es que las empresas del parque participen de forma activa del programa de formación del CTA.

Desde las primeras reuniones, los empresarios de Walqa aseguraban que necesitaban gente formada en cuestiones específicas para poder cubrir puestos de trabajo concretos. Fruto de ello, se implantó la primera formación profesional dual, que permitía prácticas en las propias empresas. La inserción laboral fue inmediata, superando el 75% según casos. Después se implantó un taller de empleo en el propio Parque, a instancias de la Fundación Laboral, y con un grado de inserción laboral también ha sido exitoso.

A la vista de todo ello, proyectaron llevar a Walqa una extensión, nueva sede del CTA, Centro de Tecnologías Avanzadas, que depende del Instituto Aragonés de Empleo, tiene su sede en Zaragoza y un alto grado de reconocimiento por el contenido y por su inserción laboral, que supera el 82%. Son cursos, tanto para desempleados como para ocupados.

Comentarios