La quesería Val de Cinca de Fonz cumple 10 años

Quesería Val del Cinca

En 2007 nace el proyecto de la quesería Val de Cinca con el objetivo de sacar un valor añadido a la leche de sus ovejas. Pili Febas explicaba en ese momento que estaba intentando introducir sus yogures en el mercado, ya que todavía no tenían quesos. Diez años después, siete personas trabajan y viven en Fonz ordeñando ovejas y haciendo la transformación para su posterior venta.

La iniciativa surgía de dos hermanos hijos de un ganadero con más de 20 años dedicados al sector y para poner un valor añadido a la leche con productos de calidad.

El nombre comercial Val de Cinca venía motivado por sus orígenes en Fonz ya que Val en foncense es valle y Cinca es el lugar dónde se encuentra.

En la actualidad de la quesería salen como productos para su comercialización: yogures, queso curado, queso blando “Nube” y leche de cuajo.

El buen hacer de la empresa se ha visto reconocido con premios como el “Cincho de Oro” 2016 al queso “Nube”. Se trata de un premio internacional que otorga distinciones a los mejores quesos del mundo.

Su labor fue reconocida por la asociación de empresarios Aragón Exterior (Aragonex), constituida por aragoneses o hijos de aragoneses que desarrollan su actividad empresarial o profesional en la Comunidad de Madrid, galardonaron en el año 2011 a Val de Cinca en la categoría de Emprendedor.

Otra de las características de esta empresa son sus visitas guiadas con el objetivo de acercar el mundo rural a pequeños y mayores, en Val de Cinca, pusieron en marcha un aula de naturaleza.

La visita guiada a la quesería, está pensada para acercar a los visitantes al mundo rural desde una perspectiva diferente y disfrutar mientras se aprende.

Comentarios