Huesca saca un Notable alto y el 86% de los turistas que la visitan volverían

turistas visita museo diocesano Huesca

Unos 500 turistas que pasaron por la Oficina de Turismo contestaron una encuesta aleatoria, con la que se pretendía recabar su opinión sobre la ciudad, sus atractivos turísticos, sus gustos, los puntos positivos y las deficiencias encontradas. Un 94% de los turistas recomendaría venir a Huesca a sus amistades y el 86% volverían a visitarla. La media de las estancias fue de dos días. En su mayoría, era un turismo familiar que, además de Huesca, conoció otras zonas como la Jacetania. Lo que más les gustó fue la catedral y destacan el carácter de los oscenses. Lo que sí echaron en falta fue platos típicos de Huesca en los restaurantes.

El 82% de los encuestados visitaba la capital oscense por primera vez y, mayoritariamente, obtuvo la información a través de internet. Lo que más les atrajo para visitar Huesca fue por conocer su historia.

El 62% de los visitantes pernoctaron en un hotel. El 79% venían con su familia y el 13% lo hicieron con amigos. Calculan que en sus vacaciones, en total, gastaron unos mil euros de media.

Un 86% de los turistas realizaron alguna compra, principalmente, alimentación y regalos. Un 95% comieron en algún restaurante. Sin embargo, los visitantes echan de menos más platos típicos de Huesca.

El 52% hicieron uso del servicio de visitas guiadas a la ciudad, que les merece una opinión muy buena. Y tan sólo el 12,39% utilizaron el bus turístico y resultaron muy satisfechos. Además de visitar Huesca, el 30% de quienes vinieron, visitaron también la Jacetania y un 18% fue a Alquézar. Las localidades más mencionadas entre las que visitaron fueron Jaca, Loarre y Alquézar.

El carácter de los oscenses fue valorado con un 8,63 y la limpieza de la ciudad con un 8,09. Con un 8,34 puntuaron la conservación de los monumentos. Y la calificación general de la ciudad ascendió a un 8,7. Fue la catedral, mayoritariamente, lo que más les llamó la atención, con un 32%, seguido con un 19,8% por los Claustros de San Pedro el Viejo.

Y en el debe, los turistas creen que Huesca debe mejorar la señalización en general y las calles en particular, ofertar platos típicos de Huesca en restaurantes, más aparcamientos gratuitos, no cerrar los monumentos a mediodía, apertura del comercio en San Lorenzo, mejorar la limpieza de calles y del parque Miguel Servet, mejorar el horario comercial, con apertura de comercios antes, y más espectáculos y actividad por la noche. Se quejaron del poco aforo en los actos de 'Un verano de leyenda', con mucha gente interesada que se quedaba sin poder asistir.

Comentarios