Comunicado por la complicada situación política de Cataluña y España

Cambiar Benasque

Lo que está sucediendo estos días en Cataluña es un rotundo fracaso de la democracia en general y del Gobierno de Mariano Rajoy y Carles Puigdemont en particular. El Parlament ha adoptado acuerdos que vulneran el marco legal aprobando un referéndum ilegal y una ley de transitoriedad para declarar la independencia. Por su parte el Gobierno de España ha sido incapaz de evitar llegar al punto en el que hoy estamos, pensando que la Ley, las acciones de la fiscalía, el control de finanzas de la Generalitat y el uso de la fuerza policial iban a solucionar el hondo problema político en Cataluña.

Ahora sentimos que nos oprimen dos imposiciones cada vez con mas radicalizadas, ambos gobiernos, curiosamente, han encontrado en el pasional discurso nacionalista e independentista un mensaje con el que tapar sus acciones de gobierno, caracterizadas en los últimos años por numerosos recortes y no pocos escándalos de corrupción.

Estamos de acuerdo con las afirmaciones de Joaquim Bosch, Magistrado y Portavoz de Jueces para la Democracia (elperiodico.com 05/10/2017) “En el contexto de la consulta del 1-0 no parecen proporcionadas las cargas contra manifestantes que se comportaban pacíficamente y que provocaron más de 800 heridos. La acción policial adecuada requería apartar a las personas, con la fuerza mínima necesaria, rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad, para incautarse de materiales del referéndum. Y, si ello fuera imposible, ante el elevado número de congregados, no debió optarse por cargas violentas con material antidisturbios”. … “En todo caso, aquí no se critica a los agentes por su actuación, pues se limitaban a cumplir órdenes, sino que se plantean dudas sobre las directrices cursadas por los órganos políticos”. Tal fue el despropósito de las medidas del Gobierno Rajoy, que hacia las 13 horas se ordenó paralizar las acciones de carga policial vista la repercusión mediática que estaban teniendo.

Consideramos que el resultado del 1-0 no legitima la declaración de independencia y creemos que, mas que nunca, es hora de rebajar la tensión social apostando por iniciativas como la realizada el pasado sábado 7 de Octubre con símbolos blancos de paz y bajo el lema “hablemos” enviamos, multitud de personas de muy distinto sentir, un mensaje claro a los responsables políticos de necesidad de diálogo pudiéndose valorar múltiples alternativas como la redacción de un nuevo Estatuto de Autonomía, la realización de un referéndum pactado o la convocatoria de elecciones.

Rechazamos cualquier postura unilateral o el uso de la fuerza y la violencia por ninguna de las partes y solicitamos al gobierno que haga un democrático uso de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado dignificando su trabajo con la protección de la ciudadanía y evite ordenar nuevos ataques contra población civil.

Comentarios