Huesca tiene todavía mucho que hacer en materia de promoción turística

Turistas gente turismo planetario

Huesca ha tenido, durante largos años, problemas para ser considerada una ciudad turística. El turismo pasaba de largo, generalmente, camino del Pirineo, donde se distribuía según valles. Las cifras que ahora van dejando los visitantes que llegan a la Oficina de Turismo demuestran que, poco a poco, se va logrando que éstos se interesen por los atractivos de la capital oscense e incluso pernocten más de una noche en la ciudad.

Desde el ayuntamiento de Huesca se considera que, a pesar de todo lo que se está haciendo, todavía es necesaria mucha más promoción, puesto que en el conjunto del mundo del turismo, Huesca es aún muy desconocida.

La concejal de turismo, Yolanda de Miguel insistía en que los turistas que duermen en una ciudad, y no los de paso, son los que realmente gastan dinero. De hecho, la encuesta realizada en la oficina de turismo refleja que el 86% de quienes llegaron a Huesca realizaron alguna compra en el comercio de la ciudad. Casi el 47% compró en el sector de alimentación, un 35% en el de regalos, y un 13,7% en el textil. Además, un 95,6% comió en algún restaurante de la ciudad o del entorno.

Los turistas que el pasado verano llegaron a Huesca, indicaron que en sus vacaciones en Aragón pasaban entre 5 y 6 días, y de ellos, 2 o 3 estaban en Huesca. Además, aseguraron que se gastaban 1.000 euros por familia en esas vacaciones.

El turismo que visita Huesca es mayoritariamente familiar. La capital oscense ha vuelto a entrar en el circuito de los viajes del Inserso, con lo que hay muchos grupos de turistas jubilados, incluso mayores de 55 años, que pasan varios días en Huesca, con el gasto que eso representa. También se está comprobando que hay mucha gente que empieza a venir sola, porque se están promocionando cada vez más los "viajes singles". Como curiosidad, también están llegando muchas despedidas de soltero, en muchos casos llegados de Francia.

Comentarios