La SD Huesca cerrará una dura semana de partidos y viajes en Gijón

Reus SD Huesca partido Alcoraz

El equipo azulgrana se está viendo que es uno de los más perjudicados en esta ocasión por el calendario y la distribución de partidos. Jugar tres encuentros en seis días y con más de 3.000 kilómetros en viajes es muy duro y, como se vio ante el Reus al final, pasa factura. El cansancio acumulado y que prácticamente no se pueden preparar los partidos también está influyendo.

Es cierto que todos los equipos tienen tres partidos, pero la realidad es que los horarios y días no son iguales, como decía Rubi tras el choque de este martes con el Reus.

Pero no queda otra que seguir adelante y demostrar que la SD Huesca está en un buen momento y quiere seguir alargando esta racha. En 9 jornadas ha sumado 15 puntos que le han aupado a la zona alta, si bien habrá que ver como acaba la jornada ya que hay mucha igualdad.

Este jueves largo viaje a Gijón para entrenar en Mareo y preparar el encuentro con un Sporting que está llamado a ser uno de los claros aspirantes al ascenso y así lo está demostrando con los 17 puntos que suma y que le tienen como líder provisional.

Será un partido especial para el entrenador de la SD Huesca que vuelve al Molinón. Rubi dirigió el paso pasado a los asturianos en los últimos meses y aunque mejoró la imagen del equipo no consiguió eludir el descenso.

Ahora es el momento también de dosificar a la plantilla. Los técnicos del Huesca ya presentaron novedades con el Reus y es presumible que suceda lo mismo ante el Sporting, viendo también si hay problemas físicos en algunos jugadores que se les vio muy castigados ya el martes.

La expedición partirá este jueves por la mañana para llegar a Gijón y afrontar el viernes el choque a las 21 horas. Tras el partido, regreso a Huesca, de nuevo en autocar, para poner fin a esta intensa semana.

Comentarios