Monzón medirá los aforos de vehículos en sus calles

Vista Monzón ciudad

En el marco del Plan de Movilidad de Monzón, que se encuentra en su recta final, en los próximos días se van a realizar las mediciones de aforos de vehículos en las calles principales de la ciudad, gracias a la colaboración del Departamento de Carreteras del Gobierno de Aragón, según explica el concejal de Medio Ambiente Miguel Aso.

El edil agradece la colaboración del Director General de Ordenación del Territorio, Joaquín Palacín, por ayudar en la medición de los aforos.

El Ayuntamiento de Monzón iniciaba este año el proceso para la redacción del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Monzón (PMUS). Para ello, cuenta con el asesoramiento del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), vinculado a la Universidad de Zaragoza.

El punto de partida se encontraba en la elaboración de un diagnóstico integrado de la movilidad urbana como paso previo a la implantación del PMUS. La movilidad sostenible tiene por objeto establecer formas de desplazamiento más acordes con el respeto al medio ambiente y compatibles con el crecimiento económico y el bienestar social, y con la finalidad de garantizar la riqueza natural del municipio y mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Desde el área de Medio Ambiente indican que “los hábitos actuales de movilidad se caracterizan por una expansión urbana continua y una dependencia creciente del vehículo privado, con el consiguiente consumo de espacio y energía e impactos ambientales (ruido, contaminación…), además del riesgo y la reducción de espacios para el peatón. El fin perseguido se resume en lograr una movilidad urbana menos dependiente de los combustibles fósiles, reducir la huella de carbono y configurar una ciudad más agradable para el peatón. Para ello, son necesarias la implicación del conjunto de la sociedad y la colaboración entre las distintas administraciones y los agentes que intervienen sobre el territorio”.

Proceso

A partir del 1 de marzo, el equipo de CIRCE recabará la información básica: mapas, rutas de transporte, calles peatonales, inventario de infraestructuras (industrias, colegios, instalaciones deportivas…), aforos de tráfico, etcétera.

El segundo paso, previsto para abril-mayo, consistirá en entrevistar a los portavoces de las asociaciones, los colectivos con necesidades especiales (ancianos, discapacitados…) y los agentes sociales. También se organizará una exposición en común de los datos recogidos.

El proceso culminará con la redacción del “diagnóstico integrado”, donde se tendrá en cuenta las particularidades y variables de todos los sectores de población, y la fotografía de las debilidades y fortalezas del hoy de Monzón.

Miguel Aso, concejal de Medio Ambiente, indicó que el PMUS será una herramienta para el actual equipo de gobierno y los que le sucedan. “Se trata de impulsar políticas a largo plazo que velen por el medio ambiente y, a su vez, la calidad de vida de los ciudadanos”.

El alcalde, Álvaro Burrell, añadió en la misma línea: “Un aspecto interesante e importante será el de la percepción de la movilidad que tienen los ciudadanos y las asociaciones. El plan que surja del contraste de ideas y el consenso será un “documento de ciudad” por encima de los partidos políticos que se van turnando en el gobierno municipal”.

Comentarios