Llegan muchos turistas de la tercera edad, pero a Huesca le sigue faltando un producto diferenciador

El director del hotel Pedro I de Huesca, Ángel Guerrero, indica que el repunte en las cifras de turistas de Huesca, que se apuntaba estos días desde la Oficina Municipal de Turismo, es muy relativo. Si se habla de turismo individual, de personas que vienen “de propio” a Huesca, asegura que eso es poquísimo. Sí que ha mejorado el turismo de grupos de personas de la tercera edad, tanto del Inserso, como los que vienen gracias al trabajo de comercialización que se realiza. Aún así, considera que a Huesca todavía le queda mucho por hacer para poder posicionarse como destino turístico finalista.

Los grupos de la tercera edad son, por una parte, los que llegan procedentes de los viajes del Inserso, un circuito en el que Huesca ha vuelto a entrar. Pero también se trabaja con agencias de viaje de otras comunidades autónomas o incluso operadoras del extranjero, que también aportan grupos de mayores. Se trata de unos turistas que generan un volumen muy importante de negocio.

Los grupos del Inserso suponen para el hotel Pedro I un 8-10% de ocupación, con un número de pernoctaciones, que llega hasta las 8.000 al año. Los grupos de la tercera edad que llegan por libre o a través de la comercialización que lleva a cabo el hotel, también suponen unas 7.500 pernoctaciones.

Quienes llegan a través de estos grupos a Huesca pernoctan de media unas 5 noches y están seis días, realizando distintos recorridos temáticos, que les permiten conocer el Reino de los Mallos, la Jacetania, el Sobrarbe, o la ruta Mariana, entre otros, además de una visita guiada por la capital oscense y una tarde libre. Por ello, aunque se trata de un turismo que consume y gasta, mucho de ese dinero no se queda en Huesca capital.

Ángel Guerrero considera que la capital oscense está todavía muy “verde” en lo que se refiere al turismo. En su opinión, a Huesca le sigue faltando crear un producto diferenciador del resto de destinos, algo que está costando mucho conseguir, así como un paquete atractivo que consiga que los turistas vengan a la ciudad. Y es que Huesca, a pesar de las riquezas importantes que tiene, no genera un producto para que la gente pueda venir única y exclusivamente a la ciudad y pueda estar aquí más allá de dos días.

Comentarios