Concluye una campaña de riego "buena" pero "preocupante" en el Alto Aragón

canal riegos Altoaragón

“Buena pero atípica”. Así es como califican desde Riegos del Alto Aragón la campaña de riego que concluía este sábado. No ha faltado agua para regar pero ha habido una falta persistente de lluvias en diversas épocas del año. Especialmente en la actualidad, en pleno otoño, está generando mucha inquietud en el sector primario la carencia de precipitaciones durante septiembre y el presente octubre ya que son meses de recuperación de las reservas hídricas de los embalses y se están quedando bajo mínimos. Esta semana los embalses del Ebro se encuentran al 43% de su capacidad. Confían, no obstante, en recuperar las reservas durante el invierno.

Durante esta campaña de riego no ha habido cupos ni restricciones pero la Navidad será un indicador de cómo se presentará la situación para el próximo año. Si los embalses no se han llenado para esas fechas habría que comenzar estableciendo cupos. Desde Riegos del Alto Aragón consideran que “es muy pronto para alarmar” porque queda la mitad del otoño y todo el invierno por delante para poder revertir la tendencia de las reservas hídricas pero recuerdan que hubo años como 2005 en que la falta persistente de lluvias provocó verdaderos estragos para los regantes de toda la provincia. Según un estudio de la Universidad de Zaragoza de la afección de esa campaña de riego se calculó una merma de cien millones de euros. Fue un año extremo de falta de agua, pero no hay que perderlo de vista.

Los días en los que se realizará suministro de agua para abastecimiento a núcleos de población, industrias y explotaciones ganaderas son: 21 y 22 de octubre, 18 y 19 de noviembre, 16 y 17 de diciembre,13 y 14 de enero de 2018, y 10 y 11 de febrero.

La comunidad de regantes recuerda que los suministros deberán ser solicitados con la suficiente antelación en las comunidades ordinarias, al fin de semana en que se realice para llevar a cabo una correcta gestión del agua.

Comentarios