Fallece un montañero mientras practicaba vía ferrata en la 'Croqueta' de Obarra

Un hombre perdía la vida este sábado mientras practicaba la vía ferrata ‘Croqueta’ de Obarra, en el término municipal de Beranuy, acompañado por un joven. Decidían utilizar una vía de escape por el cansancio, pero al no saber por dónde continuar, uno de ellos bajaba una pendiente para buscar el camino de regreso y su compañero le perdía de vista aunque observaba movimiento en algunos árboles. Por ello daba aviso a la central de la Guardia Civil. Al llegar los equipos de rescate localizaban su cuerpo sumergido en el cauce del río.

Se activaba el Greim de Benasque, Unidad Aérea de Huesca y médico del 061. Se dirigen a la zona donde se producía el accidente, montan un pasamanos para descender por un terreno bastante descompuesto hasta llegar al cauce del río donde localizaban el cadáver del montañero (S. C. L. de 47 años), que era evacuado en camilla mediante un ciclo de grúa de unos 40 metros hasta el helicóptero y evacuado hasta la localidad de Benasque, donde esperan los servicios funerarios.

 TRES RESCATES MÁS EN EL MEDIO NATURAL

Un montañero de 65 años, vecino de Cornellá de Llobregat, sufría una caída en la zona del ‘Portillón Superior’, en Benasque este sábado y se golpeaba fuertemente la cabeza. Los equipos de rescate de la Guardia Civil acudían al lugar donde localizaban al herido con su acompañante y les trasladan a un refugio de montaña cercano donde es atendido por una gran brecha en la frente y una contusión en la cadera. Unidad Aérea de Huesca, médico del 061 y GREIM Benasque. El aviso se recibía a las 8:00 horas.

Posteriormente, un vecino de Madrid de 62 años daba aviso a los equipos de rescate al sufrir calambres en las extremidades inferiores que le permiten seguir con la actividad en el pico ‘La mesa de los tres reyes’, en Ansó. Acuden SEREIM de Jaca, Unidad Aérea y médico del 061 y lo ayudan a llegar hasta la aeronave, siendo trasladado a continuación hasta el hospital de Jaca. Esdte suceso se producía a las 13:30 horas.

Media hora más tarde, una barranquista vecina de Tarragona de 34 años de edad sufría una caída de nueve metros mientras realizaba el barranco de Eriste, por lo que se producía un fuerte dolor en la espalda y en las extremidades. Una vez en el lugar del accidente (Escape Presa, del barranco de Eriste), se realiza un primer ciclo de grúa de 40 metros con un especialista del GREIM y seguidamente un segundo con el médico del 061. Tras la valoración por parte del facultativo, se procede a inmovilizar a la accidentada en la camilla mediante collarín y colchón de vacío, y evacuándola junto con el médico mediante un ciclo de grúa hasta la aeronave que la traslada al helisuperficie de Benasque. Una vez en la localidad de la aeronave y tras una segunda valoración por parte del médico, se prepara de nuevo a la accidentada para ser evacuada hasta el hospital San Jorge en la localidad de Huesca.

Comentarios