Llega la ansiada lluvia

Cucho Hernández Remiro

Han vuelto las lluvias a Huesca. Tras numerosos días de sequía, y tal y como estaba previsto, el agua ha vuelto a hacer acto de presencia, desde la pasada noche, combinándose con ratos de pausa en los que incluso asomaba el sol. Comenzó a llover tímidamente por la noche, pero la lluvia, ya en forma de tormenta, con truenos y relámpagos, ha llegado pasada la 1 de la tarde. A primera hora de la tarde se habían recogido en torno a 13 litros de agua por metro cuadrado.

En lo que llevamos de año, en Huesca capital han caído 290,5 litros por m2. La jornada del año en la que más ha llovido fue el 26 de junio. Ese día, entre la 1 y las 2 de la madrugada, cayeron entre 35 y 40 litros de agua, que provocaron el hundimiento de un tramo de la avenida Monegros de Huesca. Los registros siguientes más llamativos nos llevan al 15 de agosto, día en el que coincidiendo con la Ofrenda de flores y frutos a San Lorenzo, descargó una tormenta dejando 8 litros por m2.

El 22 de septiembre también cayeron 5 litros por metro cuadrado, y en la madrugada del 29 de ese mismo mes, se sucedieron varias tormentas, entre las 12 de la noche y las 6 de la madrugada, dejando en la capital oscense 8,2 litros de agua por metro cuadrado.

El sábado 30 siguió lloviendo por la mañana. Agua que cayó en cantidad, en una jornada que estaba marcada por el Mercado medieval de Asapme, la celebración de un mercadillo del coleccionismo, o la Feria de Arte, Cultura y Deporte, que se celebraba en los Porches de Galicia.

Días puntuales, que han dejado poca agua, en lo que ha sido un final del verano y un inicio del otoño muy seco, para lo que son los registros habituales.

Comentarios