La congelación de impuestos y la progresividad marcan las ordenanzas fiscales de 2018

El pleno del ayuntamiento de Huesca aprobaba con los votos a favor del equipo de gobierno, y en contra de la oposición, la modificación de las ordenanzas fiscales para 2018, bajo las premisas de la congelación salarial y la progresividad. El incremento final del IBI en un 3% y la progresividad del Impuesto de Actividades Económicas suscitaban las mayores diferencias entre las dos partes.

El equipo de gobierno indicaba que lo que se hace es seguir la recomendación de actualizar el catastro cada diez años, que tan sólo supondrá una subida al ciudadano de entre 6 y 9 euros. Añadían que los beneficios fiscales deben ser para las familias más necesitadas.

Cambiar Huesca afirmaba que, con esta modificación de la ordenanza, se mantienen los ingresos del ayuntamiento y se aplican criterios de progresividad y medioambientales. Hablaba de justicia fiscal frente a otros criterios que defienden la bajada de impuestos, muy efectista, pero con consecuencias negativas.

Ciudadanos proponía mayores bonificaciones para las empresas que tienen dificultades para llegar a fin de mes, no aumentar las plusvalías e incrementar la bonificación y congelación del IBI. A la vista de la negativa, su portavoz, José Luis Cadena, aseguraba que no es actualización ni revisión, e invitaba a llamar por su nombre lo aprobado: subida de impuestos.

El PP lamentaba una nueva subida de impuestos, que supone en tres años un 16%, sin avances ni inversiones importantes a cambio, y acusaba al tripartito de, únicamente, aumentar la recaudación.

Para el próximo año se introducen 19 modificaciones en 8 ordenanzas fiscales. El Ayuntamiento de Huesca se encuentra inmerso en el proceso de actualización del valor catastral desde 2016, que concluye en 2018 con la aplicación de una actualización del 3% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Se trata de la última fase del proceso, que cuenta con la autorización del Ministerio de Hacienda y que se aconseja realizar cada diez años. También se actualizan las bonificaciones para familias numerosas, en función de horquillas de ingresos.

En el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), regulado según la ubicación de las empresas (agrupadas en seis categorías), se ha aplicado un criterio de progresividad mediante un descuento para las categorías 6, 5 y 4, entre ellas, las que se sitúan en los polígonos industriales; y un aumento para las categorías 1, 2 y 3. La variación oscila entre el 1 y el 5% y “no repercute en la recaudación final”, ha puntualizado el concejal, sino que se distribuye de otro modo.

Otra ordenanza en la que se han introducido modificaciones es la que regula la utilización de las instalaciones deportivas. Por ejemplo, se incluye el alquiler de hamacas en las piscinas municipales de verano por 1 euro al día; el alquiler del nuevo campo de hierba natural que está previsto inaugurar a principios del próximo año en la C.D.M. José María Escriche, con tarifas similares al resto de campos; y se incluye en la ordenanza una excepción para familias numerosas en el acceso de cuatro niños como máximo por adulto a las piscinas municipales, a propuesta de la asociación “3 y más”.

Comentarios