Desarrollo Rural reclasifica el riesgo de incendio en todo el territorio

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha revisado y actualizado el Mapa de Zonas de Alto Riesgo de Incendio Forestal, estableciendo una nueva clasificación que ya ha entrado en vigor, después de su publicación el martes en el Boletín Oficial de Aragón. La clasificación anterior databa del año 2009, en el que se revisó la de 2005, y declaraba bajo esa calificación todos los terrenos que tuvieran la consideración de monte que estuvieran incluidos en los términos municipales que figuraban en un anexo de la correspondiente orden.

Esta forma de delimitación y declaración del riesgo ha permitido avanzar en la prevención de incendios forestales, pero también ha generado algunas dificultades para su aplicación debido a la inclusión completa de determinados términos municipales -especialmente con aquéllos de gran extensión territorial, así como desajustes entre el riesgo real y el declarado en muchos enclaves forestales.

Al mismo tiempo, este sistema de delimitación excluía de manera genérica la superficie no forestal que, sin embargo, era susceptible de arder y de generar riesgos de incendio y afección a los montes, quedaba fuera de la declaración.

Por otro lado, la unión de la declaración de zona de alto riesgo al concepto de monte ha generado en ocasiones dificultades a la ciudadanía para interpretarla correctamente. De ahí que la nueva delimitación cartográfica a nivel de parcela sea más clara y permita una mejor aplicabilidad de la norma.

Este grado de detalle (por parcela) del nuevo mapa de riesgos ha sido posible gracias al avance tecnológico y la intensa y profunda labor de investigación en materia de incendios forestales registrados en la comunidad autónoma, que han permitido mejorar en los últimos años el conocimiento sobre el régimen y comportamiento de los siniestros.

A este factor se debe unir el avance en la cartografía e identificación de riesgos y factores influyentes en los incendios forestales que ha sido posible gracias a la información proveniente de estudios climatológicos más avanzados. También ha sido determinante la obtención de información sobre la estructura de la vegetación y la fisiografía del terreno en un grado de detalle y precisión mucho más evolucionado que el existente en 2009, lo que ha permitido la generación de nuevos modelos de combustibles forestales y del terreno.

Todo ello ha permitido a los técnicos del departamento identificar aquellas zonas con mayor peligro y vulnerabilidad a los incendios forestales en Aragón en un grado de detalle que mejora notablemente el existente hasta el momento.

Con esta nueva cartografía del riesgo se da respuesta también a diferentes normativas que exigían una actualización. Por un lado, el reglamento europeo relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), que regula el acceso a la financiación mediante este fondo de actuaciones en materia de prevención de incendios forestales. El reglamento incluye una tipología de terrenos que pueden acceder a la ayuda financiera denominada de “medio riesgo" y que hasta ahora no estaba prevista en la normativa estatal y aragonesa.

Por otro lado, la normativa de protección civil de emergencia por incendios forestales exige la revisión de la norma vigente en Aragón en esta materia, incluyendo necesariamente en este proceso la revisión de la clasificación del riesgo.

Finalmente, la revisión de la declaración de zonas de alto riesgo de incendio en Aragón resulta también necesaria para mejorar la regulación del uso del fuego en el territorio. Hasta el momento, la orden anual sobre prevención y lucha contra los incendios forestales en la Comunidad Autónoma de Aragón que cada campaña promulga el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad establecía una regulación de actividades de riesgo y usos del fuego basada en épocas de peligro o fechas "fijas" para toda la comunidad autónoma, sin distinguir en función del riesgo de cada enclave en particular. La modificación de la forma de declaración del riesgo a escala de parcela, unida a una mayor concreción espacial y temporal de los periodos de riesgo, puede también contribuir a racionalizar y mejorar la eficacia y efectos de esta norma.

Para ello, y con la finalidad de facilitar las relaciones de los ciudadanos con la Administración y el acceso electrónico a los servicios públicos, se ha procedido a habilitar un consultor de la cartografía del anexo I que puede encontrarse a través de la página web del departamento: www.aragon.es/incendiosforestales

Mediante la nueva regulación, se incluyen de manera precisa e inequívoca en el ámbito de aplicación de la orden un total de 3,7 millones de hectáreas, de las que 2,7 millones de hectáreas corresponden a superficie de monte y 1 millón de hectáreas a zonas agrícolas colindantes con ésta. De estas, las zonas de riesgo extremo y alto (tipos 2 y 3) suponen 1,2 millones de hectáreas, es decir, casi un 27 % de la superficie de Aragón. Otras 2,5 millones de hectáreas se clasifican como zonas de riesgo medio (tipos 4, 5 y 6). Por último el tipo 7 ocupa una extensión de algo más de 900.000 hectáreas.

Clasificación del riesgo de incendio de Aragón

El territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón se clasifica en función del riesgo de incendio forestal en base a la combinación del peligro e importancia de protección, en los siguientes tipos:

-Tipo 1 (representadas en la cartografía en color negro). Aquellas zonas de alto riesgo situadas en entornos de interfaz urbano-forestal. Estas zonas serán completadas con construcciones y viviendas aisladas o en pequeños grupos delimitadas en los planes de defensa de incendios forestales.

-Tipo 2 (representadas en la cartografía en color granate): caracterizadas por su alto peligro e importancia de protección.

-Tipo 3 (representadas en la cartografía en color rojo): caracterizadas por su alto peligro e importancia media o bien por su peligro medio y su importancia de protección media o alta.

-Tipo 4 (representadas en la cartografía en color verde): caracterizadas por su bajo peligro e importancia de protección alta.

-Tipo 5 (representadas en la cartografía en color naranja): caracterizadas por su bajo peligro e importancia de protección media.

-Tipo 6 (representadas en la cartografía en color amarillo). Caracterizadas por su alto peligro e importancia de protección baja.

-Tipo 7 (representadas en la cartografía en color azul). Caracterizadas por su bajo-medio peligro e importancia de protección baja.

Comentarios