Catorce empresas catalanas han trasladado ya su domicilio social a Huesca

Según datos del Decanato del Registro de la Propiedad en Aragón, en las últimas semanas, desde el Referéndum del 1-O, 51 empresas han dado de baja su domiciliación social en Cataluña para trasladarla a Aragón. De ellas, 35 se habrían instalado en Zaragoza, 14 en Huesca y 2 en Teruel. Este dato hace referencia a las altas formales, que ya se han producido de forma fehaciente, independientemente de otras que han manifestado su interés por trasladar su sede social de Cataluña a Huesca, como ha sido el caso hoy mismo de Laboratorios Ordesa, y que podrían ir uniéndose en los próximos días.

El traslado del domicilio social de una empresa es un primer paso, que hace referencia a lo que es la ubicación del centro de decisión. Lo siguiente sería, en una segunda fase, el traslado del domicilio fiscal, con lo que llegaría el pago de impuestos en esta provincia. Y a medio-largo plazo podría incluso producirse el traslado del centro de producción. El normal funcionamiento del mundo empresarial dice que los traslados son irreversibles.

Estos 14 cambios de sede a la provincia de Huesca, medio centenar en todo Aragón, forman parte de las más de 800 que se han venido produciendo en estos últimos días en toda España, una cifra que va en aumento conforme va evolucionando el conflicto soberanista en Cataluña.

Las más de 800 firmas cuya razón social ha dejado ya territorio catalán suponen el 30% del empleo en Cataluña. Un empleo que en ocasiones se trasladaría, pero también podría perderse, por irse al extranjero o directamente desaparecer. Y un dato más: Cataluña le compra a Aragón casi 5.000 millones de euros. Y Aragón le vende por valor de 10.700 millones de euros. Cifras que podrían verse gravemente afectadas de forma negativa con los movimientos empresariales que se están produciendo.

Comentarios