Finaliza la campaña del tomate rosa de Barbastro y la demanda vuelve a superar a la oferta

Feria Otoño

La Asociación de Hortelanos del Alto Aragón afronta los últimos días de recogida en la campaña del tomate rosa de Barbastro, en la que expresan su satisfacción porque “se ha cumplido las expectativas” y han llegado a cosechar entre un millón y 1.200.000 kilos de tomates, “el total que podemos conseguir con las plantas que tenemos”. “Casi podemos dar la campaña por finalizada, porque aunque los productores siguen recogiendo algunos tomates, ya son muy seleccionados. La maduración es más difícil y ya queda muy poco por recoger”, explicaba el presidente de la Asociación de Hortelanos del Alto Aragón, José Antonio Armengol.

Las altas temperaturas de estos meses de campaña han propiciado que esta se alargue dos semanas respecto a lo que es habitual. “Normalmente damos por concluida la campaña para el Pilar, pero este año seguimos recogiendo algo, seguramente hasta final de mes, a no ser que algún día caiga alguna helada, lo que ya cerraría definitivamente la campaña”, indicaba Armengol.

Si en el sector vitivinícola las altas temperaturas durante la vendimia han provocado un descenso de un 15% en el total de kilos de uva recolectados por la DO Somontano, al sector del tomate rosa de Barbastro las altas temperaturas, sobre todo las nocturnas, le benefician. “El tomate madura sobre todo por la noche cuando hay unas temperaturas entre los 20 y los 25 grados. Aunque ahora sigamos teniendo buenas temperaturas por el día, las mínimas durante la noche son más bajas y por eso el tomate ya no madura de la misma manera”, explicaba Armengol.

La comercialización del tomate rosa de Barbastro se ha repartido entre los puntos habituales (Aragón, Cataluña, País Vasco, Madrid) y otros a los que se han enviado “muestras” porque “hay interés por conocer el producto”. Sin embargo, insisten desde la asociación, “la demanda vuelve a ser más alta que la oferta, así que no podemos ampliar más la comercialización”. Por eso, dicen, es un buen momento para que “los productores se animen a comprar más tierras o a cultivar más tomate rosa de Barbastro, o que más personas se animen a cultivar, porque con la demanda que hay podríamos darle salida seguro”, expresaba Armengol.

A

Comentarios