Gervasio Sánchez: "Los crímenes de guerra no se pueden meter debajo de la alfombra"

Gervasio Sánchez

El periodista y fotoperiodista de guerra colaborador de Heraldo de Aragón, Gervasio Sánchez, visitaba Barbastro esta semana para contar su experiencia como reportero en zonas de conflicto a los alumnos del Instituto Hermanos Argensola y al público en general, dentro del programa ‘Encuentro con compromiso’ de Obra Social La Caixa. Sánchez ha documentado con su cámara los grandes conflictos del último cuarto de siglo y presentaba en la ciudad del Vero dos de las obras que resumen el trabajo de décadas: ‘Vidas minadas’ y ‘Desaparecidos’.

Con los estudiantes del IES Hermanos Argensola compartía la conferencia ‘Los rostros de la guerra’, en la que el fotoperiodista intentaba “darles una sacudida de realidad, mostrarles lo que ocurre fuera, ponerles en el lugar de las víctimas”, y confiesa que suelen ser encuentros “muy fructíferos”, porque los chavales “prestan mucha atención y hacen muchas preguntas”. Ya ante el público adulto, Gervasio Sánchez pronunciaba la charla ‘La dignidad es lo que importa’ en la que, acompañado de sus fotografías, recordaba los proyectos ‘Vidas minadas’ y ‘Desaparecidos’ y los dramas que han dejado las guerras de Bosnia o Afganistán.

“Lo mejor para escribir sobre una guerra es verla con tus propios ojos. Ahora está de moda en el periodismo español contar cosas de lugares donde nunca has estado, pero no creo que sea lo correcto”, comenzaba. Y aportaba datos de su experiencia: “Antes de mi enviar mis crónicas desde Sarajevo, cada día pasaba por la morgue para contar cuántos muertos había ese día”. “Ese debe ser el interés del periodista, contar lo que pasa, lo que les pasa a las víctimas, no escribir por intereses ajenos”, expresaba en la conferencia.

Para Gervasio Sánchez, “el mayor drama de una guerra, por encima de los muertos, los heridos o los refugiados, son los desaparecidos”. “La gente necesita un lugar donde reposar su dolor, donde profesar su duelo. Por eso es tan importante encontrar a los desaparecidos”, afirmaba, y recordaba que “el dolor de las madres, de las mujeres que buscan, porque casi siempre los desaparecidos son hombres, es exactamente el mismo en España, en Irak o en Siria, aunque no hablen el mismo idioma”. Por eso, expresaba Sánchez que es “responsabilidad de los Gobiernos” buscar y encontrar a los desaparecidos.

A preguntas del público, el fotoperiodista expresaba su opinión sobre la gestión de los desaparecidos de la Guerra Civil y la memoria histórica en España: “No sé cuándo habría sido el mejor momento para hacerlo, posiblemente no en los primeros años de la transición democrática, pero es evidente que no se puede avanzar con más de 100.000 personas desaparecidas. No se pueden meter los crímenes de guerra debajo de la alfombra”.

Finalmente, Gervasio Sánchez anunció que está embarcado en dos nuevos proyectos, aunque eludió dar detalles “hasta que se concreten más”. Lo que tiene claro es que, a pesar de la dureza de su profesión, seguirá trabajando en ello:“Sigo creyendo en el periodismo, a pesar de la situación que vivimos en nuestro país… y por eso voy a los sitios en los que ocurren cosas lamentables que hay que documentar. Y me gusta buscar la esperanza en estas situaciones. Eso es lo que te permite congeniar un trabajo tan duro con una vida normal y corriente”.

Comentarios