La finalización del albergue escuela La Sabina de Fonz, más cerca tras la clausura del II Taller de Empleo

El proyecto de construcción del albergue y escuela de vida independiente La Sabina de Fonz, que promueve Down Huesca, recibía el pasado mes de septiembre un importante impulso con la finalización del segundo taller que el INAEM ha concedido a esta asociación.

El Taller de Empleo ‘La Sabina II’ comenzaba a principios de año y finalizaba el pasado 11 de septiembre, tras nueve meses intensos en los que once personas en desempleo de la Comarca del Cinca Medio se han formado en la profesión de albañilería y han contribuido con su trabajo a avanzar en esta obra.

Los alumnos, apoyados por los responsables del taller (una arquitecta y un albañil), han desarrollado los siguientes trabajos: la ejecución de la tabiquería interior y los trasdosados de los cerramientos del edificio residencial del albergue-escuela, así como las ayudas de albañilería a los oficios de sus instalaciones.

El resultado de los trabajos lo pudieron contemplar las cerca de 400 personas que el pasado 7 de octubre llegaron de varios rincones de la provincia para participar en la II Andada popular y solidaria para seguir recabando apoyos con los que culminar una de las intervenciones más importantes de la Asociación Down Huesca.

El taller de empleo constaba en la parte didáctica de dos módulos formativos que incluían dos certificados de profesionalidad de la familia de albañilería en operaciones auxiliares de albañilería de fábricas y cubiertas y operaciones auxiliares de revestimientos continuos en construcción.

Asimismo, durante estos nueves meses, los futuros albañiles han recibido la formación complementaria asociada a todo proyecto de Taller de empleo y un módulo de orientación laboral.

La Asociación Down Huesca se muestra muy satisfecha por el avance del proyecto y por los apoyos institucionales y privados que está recibiendo ya sea del Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Huesca, Down España, ayuntamientos del entorno y otros colectivos que aportan su grano de arena para que este proyecto, en el que trabajarán personas con discapacidad intelectual, pueda ser realidad en un horizonte de dos años.

Cabe destacar también la realización de campos de trabajo con estudiantes de varios puntos de España que también contribuyen a materializar este sueño de inclusión social.

Comentarios