Lambán y Miguel Gracia pactan recuperar la unidad en el PSOE para el Congreso Regional y las elecciones de 2019

Javier Lambán Miguel Gracia

Sin hablar de nombres ni de puestos, el secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, y el líder del PSOE oscense, Miguel Gracia, enterraron ayer el ‘hacha de guerra’ y pactaron abrir una nueva etapa de unidad e integración en el partido en Aragón de cara al Congreso Regional y a construir un proyecto para las elecciones municipales y autonómicas de 2019.

En una comida, en la que también participó el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza y secretario de Política Municipal del PSOE, Juan Antonio Sánchez Quero, Lambán y Gracia trataron de recomponer sus relaciones tras el enfrentamiento que ambos mantuvieron en el proceso de primarias del PSOE-Aragón. El presidente del Gobierno de Aragón revalidó su cargo orgánico en esa convocatoria, pero el bando de la otra aspirante a la secretaría general –Carmen Dueso- obtuvo mayor número de votos en la provincia de Huesca gracias al apoyo de la corriente liderada por Miguel Gracia y de los militantes sanchistas.

En el nuevo escenario que ayer se abrió, Lambán y Gracia acordaron transitar por el camino de la unidad y favorecer la integración en la Ejecutiva que saldrá del próximo Congreso Regional –que se celebra los días 4 y 5 de noviembre- y en los comités del partido. Asimismo, según fuentes socialistas, ambos abrieron las conversaciones acerca de las políticas que el Gobierno de Aragón llevará a cabo en los distintos territorios de la Comunidad, una negociación que proseguirá a finales de esta semana o a comienzos de la próxima.

Ninguno de los dos sectores oculta que la decisión de superar las pugnas por el poder orgánico tiene como objetivo último pacificar el partido para construir una propuesta sólida que convenza a los aragoneses y obtenga su apoyo en las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019.

Comentarios