Gastón anuncia la creación de un Observatorio de Coyuntura para seguir, prevenir y paliar los efectos del problema catalán

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, recibía este lunes en su despacho a los principales agentes del Diálogo Social y a los representantes del Colegio de Economistas para analizar, paliar y prevenir en la medida de lo posible las afecciones que “sin duda”, decía, tendrá y está teniendo ya el problema catalán sobre la economía aragonesa. Gastón, a quien acompañaban en la reunión el director general de Economía, Luis Lanaspa, y el director gerente del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), Ramón Tejedor, anunciaba al término del encuentro la creación de un Observatorio de Coyuntura de carácter provisional, del que también formará parte la Universidad de Zaragoza, mientras dura esta crisis para analizar la evolución de los acontecimientos y adoptar decisiones conjuntas.

En nombre de todos, la consejera explicaba que se habían adoptado por unanimidad varias resoluciones. En primer lugar mostrar toda la empatía con las medianas empresas que están consultando a todas estas organizaciones y al propio Gobierno de Aragón por la falta de información y demandando seguridad jurídica y la posible tramitación de cambios de sede social, a la que normalmente va aparejado el domicilio fiscal. En este punto, Gastón puntualizaba una vez más que desde Aragón no se va a buscar la captación de empresas procedentes de la Comunidad vecina porque “no beneficiaría a nadie”, pero sí se va a ofrecer a quien lo requiera una respuesta “unificada, centralizada y canalizada” a través de una oficina conjunta de las organizaciones participantes en este acuerdo.

Asimismo, se va a respaldar al tejido industrial y empresarial aragonés que mantiene relaciones comerciales con Cataluña o requiere atención sobre situaciones financieras en esta Comunidad.

“Aragón se va a ver afectada sin duda”, decía la consejera, porque más allá de los lazos existentes, es para Cataluña el primer cliente y el segundo proveedor de bienes y servicios. Eso significa que habrá una afección mayor que en otros territorios, indicaba, por lo que se ha acordado reclamar la solidaridad estatal para paliar estos efectos.

Recordaba que el Gobierno central ya ha rebajado las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para todo el Estado e insistía en que esa reducción será mayor en Aragón. Pero lo peor para los empresarios y por tanto para la actividad económica en general, subrayaba, es la situación de incertidumbre como la actual y la falta de seguridad jurídica asociada a ella. De ahí la respuesta ágil y la oferta de amparo que se pretende dar desde Aragón a todos las empresas que lo solicitan en este complejo momento que el Gobierno de Aragón Gastón espera que dure lo menos posible.

El encuentro contaba con la participación de Fernando Callizo y José María García, presidente y director general de CEOE Aragón, Aurelio López de Hita y Carmelo Pérez, presidente y secretario general de CEPYME Aragón, Daniel Alastuey, secretario general de UGT Aragón, Manuel Pina y Marta ARjol, secretario general y secretaria institucional de CC.OO Aragón, y Javier Nieto y Francisco Gracia, decano y vicedecano del Colegio de Economistas de Aragón.

Comentarios