El PAR pide que se cambie la política fiscal y que ningún hijo pague por herencias menores o iguales a 300.000 euros

Elena Allué

La diputada portavoz del Partido Aragonés (PAR) en la Comisión de Hacienda de las Cortes de Aragón, Elena Allué, ha señalado que el PAR quiere “desaparezca la carga tributaria que en materia de sucesiones y donaciones soportan los aragoneses y aragonesas de esta Comunidad Autónoma".

Audio sin título

En la proposición no de ley presentada, este partido insta al Gobierno de Aragón a defender los intereses de los aragoneses ante el cambio de política fiscal de otras comunidades autónomas en materia de Sucesiones aplicando, en relación con este impuesto, una tributación que sitúe a Aragón en una posición competitiva, mejorando la base exenta para los contribuyentes del Grupo II de parentesco (descendientes y adoptados mayores de 21 años) a 300.000 euros como mínimo. Allué recuerda que actualmente en Aragón para el grupo II el límite se encuentra en 150.000 eros.

De la misma manera, recuerda la parlamentaria “instamos a la DGA a presentar en el Parlamento, en el plazo de un mes, una estrategia de rebaja fiscal en materia de Sucesiones que incluya compromisos, cuantías y plazos hasta la eliminación efectiva del impuesto, equiparándonos a las comunidades autónomas que no lo aplican”.

Para el PAR “no es justo que los aragoneses carguemos con una imposición que se ha eliminado en otros puntos del territorio”.

El Partido Aragonés siempre ha defendido que el aumento de los ingresos para costear los servicios públicos debía venir de la mano de la mejora de la economía, como así ha sido, y no a costa de presionar fiscalmente a la ciudadanía y frenar el crecimiento económico.

Desde el Partido Aragonés, llevamos toda la legislatura reclamando que se bajen los impuestos a las rentas medias y se eliminen aquellos que lastran la competitividad de las empresas.

Comentarios