CEOE Aragón muestra prudencia ante los datos de la EPA, y CEPYME Aragón valora la recuperación del empleo en la Comunidad

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de ocupación de Aragón ha subido un 2,81% respecto a 2016 y el paro ha bajado un 31%. Así, la cifra total de desempleados en Aragón es de 66.900 y la tasa de paro es del 10,5%, casi 6 puntos por debajo de la media nacional. CEOE Aragón indica que el positivo descenso está matizado por la disminución de la población activa y el aumento del paro en la industria, por su parte, CEPYME Aragón valora positivamente las cifras aunque espera que el desafío catalán no afecte a las pymes y autónomos aragoneses

Respecto a los datos intertrimestrales, el número de personas en desempleo ha descendido este tercer trimestre de 2017 un 8,64% respecto al segundo trimestre del año pero debido, entre otros motivos, a una disminución de la población activa (-2,2%).

Con estos datos, CEOE Aragón considera que la última EPA refleja que se mantiene la progresiva mejoría del mercado laboral, aunque con algunos indicadores que muestran la moderación de esta tendencia y que queda todavía mucho recorrido para consolidar la recuperación y continuar rebajando las cifras de desempleo. Dado que las empresas sustentan la gran mayoría del empleo, resulta fundamental para su crecimiento apoyar la actividad de las mismas, incidiendo sobre su competitividad, capacidad de crecimiento, y por tanto de contratación, y creando un entorno favorable hacia ellas tanto en el plano fiscal y de ajuste de sus costes, como en el recorte de las cargas administrativas para sus proyectos, la concertación social, los plazos de pago a proveedores, la estabilidad política y el apoyo para internacionalizarse, innovar e invertir.

El secretario general de CEPYME Aragón, Carmelo Pérez, ha señalado que los datos interanuales son positivos e indican que la senda que se sigue es la correcta. La recuperación comienza a llegar al grueso del tejido empresarial aragonés formado por pymes y autónomos. No obstante, indicaba, siguen existiendo otros problemas como la falta de confianza empresarial.

Los datos trimestrales así como sectoriales (el empleo en la industria ha aumentado pero la construcción sigue cayendo) ponen de manifiesto la importancia del apoyo a la actividad empresarial y, más especialmente, a las PYMES y autónomos que crean 7 de cada 10 empleos generados en nuestra Comunidad. CEPYME Aragón quiere recordar que el 99,9% del tejido empresarial aragonés está formado por PYMES y autónomos de los que el 95,43% son empresas con menos de 10 trabajadores.

Pérez destacaba que la situación que estamos viviendo con el proceso independentista catalán abre un camino de desconfianza para el mercado, las empresas y los autónomos de nuestra Comunidad autónoma. Y añadía que no hay que olvidar que Aragón se juega 16.000 millones de euros en su relación comercial con Cataluña.

Comentarios