Ya son 17 las empresas catalanas que quieren trasladar a Huesca su sede social

Continúa el goteo de empresas que, poco a poco, van tomando la decisión de abandonar sus sedes en Cataluña para trasladar su domicilio social fuera de sus fronteras, en otros puntos de España. A las 14 empresas que se dieron a conocer la pasada semana, en estos últimos días se han sumado tres compañías más que se trasladarían a Huesca, una procedente de Lérida y dos de Tarragona. En total, son diecisiete empresas.

Por el momento, el Registro de la Propiedad Mercantil de Huesca tan sólo ha recibido la comunicación, y están a la espera de que llegue toda la documentación para realizar la pertinente inscripción. Se trata de un proceso que supone la ejecución de varios trámites, en diferentes plazos, con escrituras y certificaciones a realizar primero en Cataluña y posteriormente en la provincia de destino. Es de suponer que, la gran cantidad de empresas, cientos, que han manifestado su intención de abandonar Cataluña en las últimas semanas, habría provocado una carga de trabajo extra que se traduciría en que los trámites se lleven a cabo más lentamente de lo que sería habitual.

El jueves 19 de octubre se dio a conocer que desde el Referéndum del 1-O, 51 empresas habían dado de baja su domiciliación social en Cataluña para trasladarla a Aragón. De ellas, 35 se instalaban en Zaragoza, 14 en Huesca y 2 en Teruel. A fecha 27 de octubre, ya son 17 las que acabarían llegando a Huesca.

Hay que recordar que el traslado del domicilio social de una empresa es un primer paso, que hace referencia a lo que es la ubicación del centro de decisión. Lo siguiente sería, en una segunda fase, el traslado del domicilio fiscal, con lo que llegaría el pago de impuestos en esta provincia. Y a medio-largo plazo podría incluso producirse el traslado del centro de producción. El normal funcionamiento del mundo empresarial dice que los traslados son irreversibles.

Comentarios