UAGA califica de buena la cosecha de arroz, pero lamenta que los precios están estancados

En el ecuador de la cosecha del arroz que hay en Aragón, 5.386 hectáreas sembradas, UAGA calcula que la producción media va a ser mejor que en años anteriores, con una media de 6.900 Kg por hectárea, pero el precio que actualmente está percibiendo el agricultor es el mismo que en 2.016 (290 euros por tonelada). Los bajos precios, que en ocasiones no cubren los costes de producción, y la transformación del sistema de riego en algunas Comunidades de Regantes han contribuido a que en este año haya bajado en más de 600 hectáreas la superficie sembrada.

En cuanto a la sanidad vegetal, en general, no ha habido daños de chilo (principal plaga) ni de pyricularia, enfermedad que en otras campañas ha causado pérdidas, como ha sucedido este año en el Delta y Valencia. Las bajas temperaturas a comienzos de agosto y los días de cierzo han contribuido a que no se hayan desarrollado estas plagas.

Sin embargo, el problema de malas hierbas continúa aumentando, las pocas materias activas de las que disponemos no son suficientes para su control y cada vez hay más resistencias, por lo que llegamos al final de la campaña con campos invadidos, que disminuyen el rendimiento y en el momento de la cosecha aumentan las impurezas, lo que se traduce en bajada de precio.

El precio mundial del arroz no sube, el aumento de las importaciones de los países con acuerdos TMA (todo menos armas) ha contribuido a ello y como consecuencia, la superficie de arroz “índica” (largo) se ha reducido considerablemente en Europa, mientras en algunos países ha aumentado el cultivo de tipo “japónica” (redondo), cuya comercialización fuera de los países productores es muy baja. Por ejemplo, en Andalucía donde se llegó a cultivar el 100% de arroz “índica”, actualmente sólo supone el 60%.

Todo esto también repercute a los productores de arroz aragoneses ya que la variedad que cultivan mayoritariamente (80%) es “guadiamar”, un arroz semilargo y cristalino, diferente a los del resto de España (excepto Navarra), con un comercio diferente y que podría tener mejores precios, pero se ve influenciado por esta tendencia a la baja, agravado por las pocas empresas compradoras, con poca competencia y sin diferencia de precios entre ellas.

Para esta campaña, el FEGA ha fijado un pago provisional de 113,87 €/ha para la ayuda asociada al cultivo del arroz. La superficie nacional en esta campaña ha sido 106.450,03 Has.

Comentarios