Máxima preocupación por las consecuencias económicas para Aragón de la declaración de independencia de Cataluña

La Confederación de Empresarios de Aragón (CEOE Aragón), ante la que consideran ilegal e irresponsable declaración unilateral de independencia, efectuada en el Parlamento de Cataluña, ha manifestado su respaldo a que se actúe para restablecer el cumplimiento de la legalidad en comunidad autónoma, así como su preocupación por la afección de la situación sobre las empresas aragonesas.

CEOE Aragón muestra su rechazo a esta gravísima ruptura de la legalidad y los principios democráticos de convivencia. Reitera, así mismo, su respaldo a la adopción de las medidas existentes en nuestro ordenamiento jurídico para que se cumpla la Constitución y se restablezca cuanto antes la legalidad vigente. Pero, además, manifiesta nuevamente su profunda preocupación por las importantes afecciones económicas y los riesgos financieros que esta situación implica para Aragón, y especialmente para sus empresas, dada la gran relación empresarial, económica y también social existente entre ambas comunidades autónomas. Estos efectos negativos ya se están comenzando a sentir y serán mayores cuanto más se prolongue la situación de inestabilidad.

El presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, reconocía que esta situación es un desastre, económicamente hablando, para Cataluña, pero muy perjudicial también para España y para Aragón, por las grandes relaciones comerciales que tenemos con ellos.

Consideran que mantener las relaciones empresariales con la comunidad vecina es muy importante y deseable para el tejido productivo aragonés, por lo que está plenamente comprometida con las actuaciones que se consensuen a través del Gobierno autonómico, con la elaboración de un plan que minimice las afecciones sobre las empresas de Aragón, así como con el asesoramiento a las empresas aragonesas que lo necesiten. Igualmente, quiere mostrar su apoyo a las empresas catalanas, a las que continuará atendiendo como hasta ahora si solicitan información sobre nuestra Comunidad Autónoma.

No obstante, insisten en que no es positivo para nadie la llegada de empresas catalanas a Aragón, abandonando Cataluña.

Comentarios