La Asociación Down Huesca reivindica en su calendario solidario 2018 la capacidad laboral

La Asociación Down Huesca presentó en Binéfar uno de sus actos más emblemáticos y emotivos que realiza a lo largo del año: la presentación de su calendario solidario, que en esta edición reivindica el derecho de oportunidades para acceder al mercado laboral de las personas con discapacidad intelectual, y sobre todo las capacidades que tienen sus usuarios que ya trabajan en varias empresas de la provincia.

Los fotógrafos de la Asociación Fotográfica y de la Imagen de Barbastro (AFIB) firman las fotos que ilustran este calendario impreso también en la capital del Somontano por Imprenta Moisés.

A lo largo de sus páginas se puede ver la actividad que realizan los profesionales de la asociación, desde la atención temprana e infantil, los talleres formativos o los momentos de ocio de estos jóvenes con otros colectivos sociales. Pero es en el aspecto laboral donde la Asociación Down Huesca ha querido poner el acento para recalcar que sus usuarios pueden realizar cualquier tarea, gracias al programa empleo con apoyo, del que este colectivo fue pionero al iniciarlo en la década de los 90, con la barbastrense Berta primera persona con síndrome de Down en ser contratada por una empresa en la provincia, Simply Sabeco.

Tras ella, Noel en Eboca, Marcos en la cafetería de UGT o Rubén en Burger King de Huesca, Juan en el Hotel Mas Monzón. Los últimos son Jorge, Esther, Pablo, José y Eva que elaboran croquetas en el Castillo de San Luis de la capital oscense, de la mano de su responsable el chef con un estrella Michelín Carmelo Bosque, con el que han iniciado un proyecto empresarial que pronto verá la luz: Las croquetas Deleita Inclusión. Precisamente fue Carmelo Bosque quien ejerció de embajador de este calendario en el multitudinario acto celebrado en la tarde del viernes en el Hotel Ciudad de Binéfar y que reunió a familias de Down Huesca, empresas colaboradoras, alcaldes y concejales de ayuntamientos que apoyan a esta asociación, como el de la capital literana Alfonso Adán o el de Monzón, Álvaro Burrell.

Carmelo Bosque se mostró entusiasmado por el proyecto empresarial en el que llevan trabajando desde hace más de un año en el castillo de San Luis y que pronto verá la luz comercializando unas croquetas de jamón, a las que les seguirán otros sabores. El chef altoaragonés subrayó que trabajar con personas con síndrome de Down “te hace reflexionar sobre hacia donde va la sociedad. Ellos te miran con una complicidad que hace falta hoy en día, ya que vivimos pensando en uno mismo y no en los demás. Te dan la mano, cariño y esfuerzo. Son capaces de levantar todas las barreras posibles porque al final consiguen logros que ni tú mismo hubieras pensado en hacer. Son gente excepcional”.

El alcalde de Binéfar destacó el compromiso del Ayuntamiento con esta asociación como ya se ha podido ver en las Jornadas Down que se vienen desarrollando desde hace dos años en la localidad para mostrar el trabajo de estos jóvenes a la sociedad literana. “Tanto los padres, como los profesionales y los chicos tienen una especial implicación, son gente muy sensible y a su vez muy fuerte y trabajadora y se tiene que visibilizar el poder que tienen, y su trabajo tan duro para poder tener un futuro adecuado a sus necesidades. El Ayuntamiento de Binéfar siempre estará apoyando a la Asociación Down en todo lo que necesite”, afirmó el alcalde.

El Ayuntamiento de Binéfar estuvo representado además de por su alcalde por el concejal de Cultura y consejero comarcal, Juan Carlos García, y el concejal de Bienestar Social e Igualdad, Carlos Arroyos. También asistieron representantes municipales de Tamarite de Litera, Binaced y Fonz.

La presidenta de Down Huesca, Nieves Doz, se mostró agradecida por la respuesta empresarial de la provincia para dar una oportunidad laboral a sus usuarios. “En el calendario solidario hemos querido demostrar lo que los chicos son capaces de hacer, apoyados por los profesionales, las familias y las empresas. Me encanta decir que los tres últimos contratos en empresas ordinarias han sido porque empresarios han venido a buscar trabajadores a la asociación. Algunos empresarios no quieren darle mucha publicidad porque consideran que hacen lo que deben de hacer, dar oportunidades, pero sobre todo contratando a una persona que trabaja bien.

Comentarios