Intenso fin de semana con seis rescates en la provincia de Huesca

Efectivos de la Guardia Civil en la provincia de Huesca han realizado seis rescates en diversos puntos del Pirineo. Los rescates han sido de diversa consideración y sin lamentar víctimas en ninguno de ellos. Los rescates se realizaron en Ansó, Torla, Alquézar, Bielsa, Lanuza y Benasque.

La primera de ellas fue en la vía de de escalada de Camile en Ansó, donde un escalador había sufrido una lesión en el hombro, tras localizar al herido un varón de 35 años se procedió a su extracción de la pared y a su traslado hasta el hospital de Jaca.

Por la tarde se recibía un aviso en el 062 informando que había una persona enriscada en el Pico Bernatuara, término municipal de Torla. Se trataba de un varón de 45 años, vecino de Huesca, que fue trasladado al parkinig de Bujaruelo.

Poco después se recibía otra llamada avisando de de un senderista que, en la zona de Alquézar, había sufrido una torcedura de tobillo que le impedía seguir la marcha. En esta ocasión la afectada era una mujer de 49 años y vecina de Barbastro que era inmovilizada y traslada en vehículo oficial fuera de la senda que estaba realizando.

Ya el domingo la Guardia Civil recibía el aviso de la pérdida de un ciudadanos francés que la zona de Bielsa. Tras consultar en los refugios de la zona por si había pernoctado en ellos y no localizarlo se puso en marcha el dispositivo de búsqueda siendo localizado ileso cerca del refugio de Pineta sobre las 16’30 horas.

Otro de los rescates se realiza en la zona de Lanuza donde los propios senderistas desorientados llaman a la Guardia Civil de su situación. Gracias a las indicaciones recibidas consiguen llegar a una pista donde los componentes de montaña de la benemérita los atienden y los trasladan hasta Lanuza. Los rescatados eran un hombre y una mujer, de 41 y 42 años respectivamente, vecinos de Zaragoza.

El rescate más complicado se recibía a las 18 horas del domingo donde se buscaba a dos vecinos franceses en la zona de Pico Culebres, en Benasque, que no podían descender de la zona donde se encontraban al carecer de los conocimientos ni materiales adecuados para hacerlo. Tras ser localizados son atendidos por la Guardia Civil y acompañados hasta su vehículo. Un descenso que finalizó a las 2:30 horas de la madrugada.

Comentarios