Defensa necesita 8 hectáreas de terreno con la idea de reabrir y ampliar el Sancho Ramírez

Cuartel Sancho Ramírez Huesca

El Ministerio de Defensa ha solicitado al Ayuntamiento de Huesca 80.000 metros cuadrados de terreno público para poder ampliar el acuartelamientos Sancho Ramírez, cerrado desde enero, y poder reabrir la instalación. La idea del gobierno central es colocar a Huesca de nuevo en el mapa militar español como una plaza importante y con mandos del máximo nivel. Según ha podido saber Radio Huesca, el consistorio oscense está negociando con diferentes propietarios para hacerse con los terrenos que demanda Defensa. A esos terrenos se uniría una parcela de propiedad municipal de más de 40.000 metros, con lo que se conseguirían las ocho hectáreas que demanda defensa.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, explicaba en Radio Huesca que ha encontrado buena disponibilidad entre los propietarios con los que ha podido hablar y que no cree que haya ningún problema para cerrar la operación que pide defensa.

Felipe ha reconocido el trabajo llevado a cabo por el secretario de estado de administraciones públicas, el popular Roberto Bermúdez de Castro, y por la senadora socialista, Begoña Nasarre, tendente a la reapertura.

También se refería el alcalde a las negociaciones efectuadas por su antecesora en el cargo, Ana Alós. Esta última explicaba en el programa Hoy por Hoy Huesca que todo apunta a la reapertura, pero que esa es una decisión que tiene que anunciar Defensa y el propio ejército.

De cerrarse la operación que la ministra Cospedal tiene sobre la mesa, el acuartelamiento Sancho Ramírez pasaría a contar con más de 18 hectáreas, casi tres veces el Parque Municipal Miguel Servet. De momento llegarían unos 500 efectivos con un alto mando al frente, un general, quizá de división, y los mandos que a éste suelen acompañar.

Pilar Novales, concejala de desarrollo del Ayuntamiento de Huesca, considera que la posible llegada de militares al Cuartel Sancho Ramírez, unos 500 con sus familias, es una buena noticia para la ciudad y que sobre todo hay que tomarlo como una oportunidad para implementar nuevos servicios.

Habla de infraestructuras sanitarias y educativas en la zona, que todavía siguen pendientes por implementar, considera que hay que aprovechar para redefinir algunas necesidades que todavía tiene la ciudad en estas dos materias.

Comentarios