La Diócesis de Barbastro Monzón recibió legados por valor de más de 3,5 millones de euros en 2016

La Diócesis de Barbastro Monzón ha hecho públicas sus cuentas en el pasado ejercicio de 2016, en las que destacan los más de 3,5 millones de euros procedentes de las herencias otorgadas a la diócesis por parte de sus feligreses del total de 8.133.077 euros de sus ingresos. El capítulo de gastos es de 4.585.971 euros.

Las herencias recibidas han sido en forma de bienes (como un palacete del siglo XVI) o en metálico. Dentro de las aportaciones por parte de los feligreses (un total de 3.393.751 euros), destacan los ingresos procedentes de la asignación tributaria (1.316.730 euros) y los ingresos destinados para Cáritas (714.630 euros). A esto se añaden los ingresos procedentes de las administraciones públicas (931.880 euros), de los que la gran mayoría se destinan a programas de Cáritas (más de 900.000 euros). De los bienes propios de la iglesia, como los arrendamientos o los ingresos financieros, proceden 199.746 euros.

El capítulo de gastos se queda en 4.585.971 euros, de los que poco más de 500.000 euros se destinan al sustento de los 92 sacerdotes. El capítulo más importante es el de programas solidarios, que supone 1.936.258 euros, de los que la mayoría se dirigen a Cáritas (1.701.501 euros) y a programas de misiones (118.536 euros).

Por otro lado, según los datos facilitados por la Diócesis de Barbastro Monzón, en este año se atendieron a 5.889 personas dentro de la “acción caritativa” de la diócesis.

El obispo de la Diócesis de Barbastro Monzón, Ángel Pérez, expresaba su intención de que “a diez años vista, la diócesis pueda autofinanciarse”. Para ello, recordaba a sus feligreses, “es necesario que aumente la afectividad: que sintamos la iglesia como nuestra y no solo participemos con donativos puntuales”.

Comentarios