Campaña para conseguir una lápida para el Payaso Marcelino

La triste historia de Marcelino Orbés, el jaqués que llegó a ser el mejor payaso del mundo, tiene dos valedores que buscan rendirle homenaje, también en su tumba. Marcelino Orbés (Jaca, 1873 - Nueva York, 1927) está enterrado en el cementerio de Kensico en Valhalla, al norte de Nueva York. Jesús Bosque y Víctor Casanova Abós llevan seis años siguiendo los pasos de Marcelino Orbés y ahora han puesto en marcha una campaña para financiar, por suscripción popular, una lápida para su tumba.

Con veintiún años, el payaso Marcelino aparecía ya en los carteles del Circo Oscar Carré en Amsterdam, alcanzó la fama en Londres y Nueva York lo encumbró. Llegó a ser un ídolo de masas y el público le reconocía sin necesidad de usar su apellido. Luego su estrella declinó, tuvo una muerte trágica, se suicidó arruinado, y su nombre se perdió en el olvido.

A pesar del reconocimiento que tuvo en parte de su vida, poco a poco su huella se fue desvaneciendo. No perduró ninguna de las dos películas que hizo e irreversiblemente fueron muriendo aquellos que rieron con él. Este pretende ser un homenaje a su memoria. Todo aquel que quiera participar puede hacerlo a través de la página web kickstarter en el siguiente enlace: https://www.kickstarter.com/projects/1324281764/una-lapida-para-marcelino-a-tombstone-for-marcelin

Buscan llegar a conseguir 2.150 euros antes del próximo 2 de diciembre. El dinero recaudado servirá para financiar íntegramente la lápida de Marcelino, así como los permisos requeridos y otros costes administrativos, según el presupuesto proporcionado por Polchinski Memorials en Hawthorne, Nueva York.

Jesús Bosque y Víctor Casanova Abós son los comisarios de la exposición "Marcelino, el mejor payaso del mundo" que se inaugurará en la Diputación Provincial de Huesca el 30 de noviembre. Víctor Casanova es además el autor del libro "Marcelino. Muerte y vida de un payaso" que Pregunta Ediciones publicará este mes. El próximo jueves, 23 de noviembre, imparte una charla alusiva como parte del programa que ha organizado el Ayuntamiento de Jaca y la Diputación Provincial para reconocer la figura “del ciudadano más ilustre de Jaca”.

Comentarios