Salas Altas presenta su calendario solidario contra el cáncer…y la despoblación

La Asociación de Mujeres Ballanzualas de Salas Altas presentaba este sábado por octavo año consecutivo su calendario solidario que pretende recaudar fondos para colaborar con la investigación contra el cáncer y en este año, además, apoyar la lucha contra la despoblación. El lema para el calendario del año 2018 es "Mujeres de Salas Altas. Un pueblo vivo" y en cada mes se retratan servicios, instalaciones y empresas del municipio para reflejar la importancia de mantenerlos si se quiere ganar la batalla a la despoblación.

Desde este sábado los calendarios están a la venta por 7 euros en distintos puntos de Salas Altas, Barbastro, Monzón y Huesca. Las ventas del año 2017 dejaron 4.652 euros y desde el primer año se han recaudado más de 30.000 euros. En el próximo calendario de 2018, del que se editarán mil ejemplares por cuenta de Gráficas Alós (Huesca), han participado 87 mujeres con edades comprendidas desde los 16 años a los 88 años de la vecina más veterana.

Chon Arberoa, presidenta de la Asociación de mujeres Ballanzualas de Salas Altas, expresaba su agradecimiento a todas las personas que han hecho posible el calendario y destacaba que “lo más importante ahora es venderlo”.

Los beneficios por la venta se destinarán de nuevo al Grupo Español de Investigación del Cáncer de Mama (GEICAM) que ha promovido, desde 1995, la realización de más de 102 estudios donde han participado más de 43.000 pacientes con resultados que han tenido gran repercusión científica.

Los doce enclaves elegidos para las fotografías realizadas por José María Puig, se distribuyen entre piscinas municipales, aula del colegio, bar, panadería, farmacia, salón de plenos, biblioteca, vivienda de Turismo Rural Casa Domper, bodega Casa Mateu, almazara de La Unión, tienda Disbo y consulta médica.

La alcaldesa de Salas Altas, Inma Subías, subrayaba el “compromiso” de las mujeres con el pueblo y la importancia del lema elegido este año. “Hemos hecho una apuesta por mantener la población, tenemos tres nuevas familias en el pueblo y estamos muy implicados”, señalaba.

Las ventas del año 2017 dejaron 4.652 euros y desde el primer año se han recaudado más de 30.000 euros. En el próximo calendario de 2018, del que se editarán mil ejemplares por cuenta de Gráficas Alós (Huesca), han participado 87 mujeres de toda condición, con edades comprendidas desde los 16 años (edad mínima) a los 88 años de la vecina más veterana.

La portada seleccionada para abrir el calendario no deja de ser una imagen cargada de simbolismo: los niños y niñas del colegio de Salas Altas en el patio del recreo en el que generaciones de niños y niñas han jugado y han aprendido. Ellos como símbolo indiscutible de un futuro esperanzador. Porque ¿quién no ha oído eso de “cuando se cierra la escuela de un pueblo, el pueblo se muere”? Por ello, no se podía haber elegido a mejores embajadores del calendario solidario 2018 que a los niños del colegio de Salas Altas. Con su dinamismo, alegría y sus sonrisas y fotografiados en el patio del recreo del colegio… son quienes abren el almanaque y quieren simbolizar el futuro de la localidad.

Comentarios