Riegos del Alto Aragón presenta los resultados del Proyecto IRRIZEB contra el mejillón cebra

El proyecto de Cooperación Irrizeb ”Programa integral para el control y mitigación del impacto de la plaga de Mejillón Cebra en sistemas de regadío” está enmarcado dentro de los Proyecto de Cooperación entre Agentes del sector Agroalimentario incluido dentro del PDR de Aragón 2014-2020. Y cuenta con financiación del FEADER y del Gobierno de Aragón. Además, empresas, centros de investigación y Comunidades de Regantes cooperan para mitigar el efecto de esta plaga. Este jueves era presentado en la sede de Riegos del Alto Aragón.

El proyecto que fue elegido por concurrencia competitiva en la convocatoria del año 2016, quiere dar respuesta a la especial problemática que la presencia de especies invasoras genera en las instalaciones de riego, centrando la atención en la plaga de Mejillón Cebra.

El problema por las dimensiones y complejidad de las redes de riego, sobrepasa lo que hasta el momento se ha analizado en distintos países centrado en él efecto en redes de abastecimiento urbano. Por ello y pese a que la especie invasora se encuentra distribuida ampliamente a nivel mundial, a día de hoy es poca la bibliografía que de forma precisa aborde la problemática en sistemas de regadío.

Es por ello por lo que, en el año 2016, se comenzó a trabajar con las empresas OX-CTA y STF Filtros en la presentación este proyecto, que cuenta con la colaboración de centros de investigación de reconocido prestigio en el ámbito del regadío y la ecología del Mejillón cebra como son la Estación Experimental Aula-DEI-CSIC, la Universidad de Lleida y el Centro de Investigación y Tecnología agroalimentaria de Aragón.

También se ha contado para su desarrollo con el trabajo de la empresa ECCUS en materia de muestreos e identificación larvaria, la Confederación Hidrográfica del Ebro supervisando todos los trabajos realizados y la inestimable ayuda del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil que ha colaborado en las labores de muestreo.

El proyecto Irrizeb buscaba una solución integral, una de las posibles, que permitiera equilibrar el coste económico de los tratamientos, la fiabilidad de sus resultados y la convivencia con la especie invasora a largo plazo son comprometer el futuro de las instalaciones de riego y minimizando el efecto sobre el medio ambiente.

El trabajo desarrollado desde 2016 hasta la actualidad puede calificarse de pionero en cuanto a su enfoque, ya que de forma coordinada se ha procurado generar un modelo de gestión de embalses que disminuya la problemática en su origen, desarrollar un modelo de simulación del asentamiento del mejillón en redes de riego y su implementación en el regadío, y validar el funcionamiento de diversos prototipos y patentes desarrollados por las empresas participantes en materia de monitorización de asentamiento en puntos críticos, eliminación de valvas post-tratamiento y validación del uso de ultrasonidos en puntos de difícil control.

En la jornada se mostraban los primeros resultados del trabajo conjunto de todos los socios. Resultados que esperan validar durante todo el año próximoi, y poner en conocimiento del resto de comunidades que a día de hoy sufren la presencia de especies invasoras en sus instalaciones como un coste más de explotación. Son trabajos de interés, que abren nuevas vías para abordar el problema de una forma más integral y que consolidan el funcionamiento de un grupo de trabajo de marcado carácter innovador.

El proyecto de Cooperación Irrizeb “Programa Integral de control y mitigación de la plaga de mejillón cebra en sistemas de regadío” cuenta tiene un presupuesto ejecución de 100.000 euros con una subvención de 80.000 euros cofinanciada al 80% por Fondos FEADER de la UE y 20% por el Gobierno de Aragón. Subvención incluida en la Orden DFS/548/2016 por la que se convocan subvenciones de apoyo a acciones de cooperación de agentes del sector agrario, en el marco del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020, para el año 2016.

Comentarios