Andres Miranda y David Cajal, ganadores del social de la Agrupación Federada Pescadores del Pirineo

El coto deportivo Mallos de Riglos en el río Gállego acogió la última de las competiciones programadas de la temporada 2017 de la Agrupación Federada Pescadores del Pirineo. La concentración, pase de lista y entrega de plicas, tuvo lugar en el Hostal Los Mallos de Murillo de Gállego a las ocho y media de la mañana. Este evento es muy diferente a los demás pues solamente se premia la pieza mayor.

El coto Mallos de Riglos es ideal para esta modalidad deportiva ya que en él se encuentran grandes ejemplares de trucha y lucio y es en estos meses de otoño y los de invierno son los mejores y cuando se suelen capturar, el río presentó un buen aspecto con aguas bastante claras y no excesivo caudal, muy bueno para la pesca. Lo que agradecieron los participantes pues en los últimos años para estas fechas el río no presentaba este aspecto favorable.

La participación fue buena pues la inscripción superaba la quincena de deportistas; aunque fallaron algunos. El tiempo acompañó, día prácticamente despejado, con temperatura fresca y con fuerte viento, lo que en algunos tramos del río menos protegido perjudicaba los lances.

Dadas las condiciones del río la mayoría de los deportistas optaron por intentar capturar truchas, y fueron menos los que se decidieron por el lucio. Para la trucha se emplearon cucharillas grandes y peces artificiales y para el lucio además de lo dicho los vinilos. Pronto las truchas comenzaron a dar satisfacción a los deportistas pues entraban a los engaños. En trucha se consiguieron meter en la sacadera y medir veintiun ejemplares de muy buen tamaño y algunas más se soltaron en su captura.

El triunfador en esta modalidad fue Andrés Miranda que consiguió medir cuatro piezas la mayor de 55 cm. que le dio el triunfo. Segundo con cuatro truchas medidas y la mayor de 53 cm Alberto Arceizy tercero con cinco truchas Fernando Zaragoza la mayor de 46 cm. En lucio se capturaron seis ejemplares y se alzó con el triunfo David Cajal con un gran ejemplar de 82cm seguido de José Luis Sasot que capturó uno de 62 cm.

El coto de Mallos de Riglos no defraudó; alberga muy buenos ejemplares y si el río baja en buenas condiciones, como lo está actualmente, hace pasar grandes momentos a los que acuden a él. Estas fechas y hasta el mes de marzo son las mejores para conseguir los grandes ejemplares de trucha y lucio que tiene este coto deportivo.

Con este campeonato la Agrupación Federada Pescadores del Pirineo cierra la campaña de competición, tras un año de gran actividad deportiva, en todas las modalidades de pesca deportiva. La comida fin de temporada, con la entrega de trofeos y galardones se celebraráel dos de diciembre (sábado) en el restaurante Fontau de Huesca.

Comentarios