Monzón sigue dando pasos para convertirse en 2018 'Ciudad amiga de la Infancia'

El Auditorio San Francisco de Monzón ha acogido la Audiencia Pública del Consejo de Infancia y Juventud. Un nuevo paso para convertir a la localidad en “Ciudad amiga de la Infancia” como explicaba la representante de UNICEF en Aragón, Gloria Menal.

El acto se iniciaba con unas palabras del alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, mostrando su compromiso con el Consejo Local de la Infancia y Adolescencia para darles voz y participación en las decisiones municipales que les puedan afectar.

El proceso impulsado por la Concejalía de Participación Ciudadana completó varias fases en verano: la selección de consejeros y asesores y los talleres para la elaboración de propuestas sobre “el Monzón que quieren los niños” y la redacción de un reglamento de funcionamiento.

En este acto se ha plasmado todo ese trabajo con un relato de lo realizado y se ha leído un manifiesto en el que los niños daban cuenta de aspectos positivos de la ciudad como sus gentes, sus infraestructuras y sus fiestas y también sus carencias en movilidad, sanidad o contaminación.

Aprovechaban el acto para pedir algunas cuestiones como menor tráfico, más autobuses, filtros en las fábricas o la contratación de más médicos para evitar fallos sanitarios.

Aunque será en enero cuando tenga su constitución oficial, en la jornada de este sábado se ha nombrado a los consejeros y asesores y todos han firmado junto a concejales y la comunidad educativa su compromiso con la participación.

Tras la firma, la concejal de Participación Ciudadana, Milva Bueno, se congratulaba de la alta participación habida y se comprometía a que fuera escuchados.

El director general de Juventud, Adrián Gimeno, destacaba que junto a UNICEF y ayuntamientos promueven este tipo de procesos para dar voz a los niños y conocer su opinión para hacer mejores espacios en las ciudades. Gimeno brindaba su apoyo para seguir trabajando.

El presidente de la Comarca del Cinca Medio, Miguel Aso, también, agradecía el trabajo llevado hasta este momento y ya anunciaba su disposición a mantener un encuentro con los niños sobre cuestiones medioambientales, ya que también es el edil competente.

Recordatorio:

Tras la campaña informativa que alcanzó a todos los centros educativos, se realizó un sorteo para elegir a los consejeros entre los voluntarios presentados, y de él salieron los nombres de los 30 consejeros y 30 asesores-suplentes (todos en la franja de edad de entre 8 y 16 años).

El CLIA es un órgano consultivo del Ayuntamiento (como los de Patrimonio, Salud, Educación…), y su importancia radica en que representa a cerca de 1.500 personas. La concejal Milva Bueno indica: “La participación infantil está recogida en la Convención de los Derechos del Niño. El artículo 12 reconoce el derecho del niño y la niña a expresar su opinión en todos los asuntos que les afecten y a que sea tenida en cuenta”.

Comentarios