El Cine de Monzón incorpora un sistema que permite la perfecta audición a quienes portan audífonos

Taero Victoria

Por iniciativa de la Concejalía de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Monzón y en respuesta a una petición de la Asociación de Hipoacúsicos “San Francisco de Sales”, el Cine Victoria ha incorporado un sistema que permite a las personas que han perdido agudeza auditiva (hipoacúsicos) escuchar perfectamente el sonido de las películas.

El sistema consiste, básicamente, en una antena y un campo magnético que dan cobertura a la sala A. Las personas que porten un audífono de un modelo convencional tienen que colocar el selector en el modo “T”, y las que lleven uno de última tecnología no deben hacer nada, pues el aparato se conecta automáticamente a la señal de la antena y se desconecta cuando esta deja de cumplir su función al acabar la película.

La inversión se ha elevado a 5.200 euros. La concejal del área, Alicia Moli, indicó que la instalación de este sistema ideado para el beneficio de los hipoacúsicos se enmarca en las políticas de atención a los ciudadanos con algún tipo de discapacidad y, por otro lado, consideró que revaloriza desde el punto de vista tecnológico la sala de proyección.

Los sistemas de inducción magnética permiten a las personas sordas, usuarias de implante coclear o audífono con posición “T”, la accesibilidad a la información sonora y la percepción del lenguaje dentro de un entorno. Posibilita la comunicación en espacios contaminados por el ruido o en los que la distancia con el interlocutor impide o dificulta la inteligibilidad del mensaje. Estos sistemas están especialmente indicados para mostradores de atención al público, salas de exposiciones, conferencias, etcétera, así como para la integración laboral de personas sordas.