Jaca aprueba una nueva ordenanza de terrazas ampliando horarios y delimitando espacios

Todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Jaca, excepto CHA, aprobaban la nueva ordenanza de ocupación de vía pública, la que regula las terrazas y veladores de los bares y la que establece qué elementos pueden sacar a la calle los comercios. Tras un periodo de alegaciones, la norma definitiva que se ha aprobado restringe más asuntos que la vigente, pero es más permisiva que la propuesta que hizo el consistorio. El documento aprobado echa para atrás la idea inicial que obligaba a los establecimientos con terrazas fijas en el exterior (los situados en la avenida Primer Viernes de Mayo) a desmontarlas en el año 2021. La ordenanza, pues, permitirá que continúen esas terrazas hasta que haya un traspaso del negocio. También amplía el horario nocturno y permite a algunos comercios muy concretos usar parte de la calle para exponer sus productos.

El proceso de elaboración de la Ordenanza Reguladora de la ocupación de vía pública con mesas, sillas, toldos y parasoles ha contado con numerosos debates y alegaciones que han propiciado modificaciones respecto a la aprobación inicial del pasado mes de mayo.

Tras su puesta en marcha, el 1 de enero de 2018, la superficie se deberá delimitar mediante elementos auxiliares y con unos adhesivos en el suelo que no dejen lugar a dudas sobre el espacio permitido. Hay otras obligaciones estéticas, dependiendo de la zona.

Se crea un nuevo periodo de ocupación de forma que las tasas se cobrarán dependiendo de si el establecimiento elige el periodo “anual”, “estival” o “estival ampliado”. Éste último añade todos los fines de semana desde el domingo de ramos hasta el último del mes de octubre.

Respecto al horario, las alegaciones han ampliado la propuesta inicial. De esta forma la ordenanza permitirá mantenerlas hasta las 12’30 horas de forma general con ampliaciones puntuales. Durante todo agosto se permite hasta la 1 de la madrugada todos los días y una hora más, hasta las 2, en los días siguientes: los viernes, sábados y vísperas de fiesta durante Julio y Agosto, y sábados y vísperas de festivo el resto del año.

Esta ordenanza también afecta a los comercios. Podrán sacar elementos a la calle las floristerías y las librerías. El resto de comercios podrán hacerlo sólo en casos puntuales o pidiendo un permiso concreto al ayuntamiento. “No queremos un modelo de playa”, con los comercios todos los días en la calle, decía la portavoz socialista Olvido Moratinos.

CHA era el único que votaba en contra aludiendo al “agravio comparativo” que supone permitir que se mantengan las terrazas fijas en la avenida Primer Viernes de Mayo. Considera Javier Blasco que el plazo de 2021 era suficiente para amortizar la inversión que hicieron esos negocios cuando este ayuntamiento se lo permitió. También consideraba que esta ordenanza tiene un “hermano pobre”, el comercio.

El resto de grupos políticos votaban a favor al considerar que se ha alcanzado un buen punto medio para dinamizar el comercio y la hostelería y hacer una ciudad agradable para el viandante.

En cuando a las terrazas de hostelería, en estos momentos hay unos metros cuadrados permitidos, anteriormente se establecía un número de mesas y sillas, pero ninguno de los dos métodos ha resultado efectivo por lo que la nueva ordenanza obligará a los establecimientos a delimitar sus terrazas con maceteros u otros elementos rígidos que impidan sobrepasarlos.

Son los propietarios del establecimiento los responsables de velar por el cumplimiento y si no es así, se establecen multas que llegan a los 3000 euros, siendo la cuantía máxima de las infracciones leves de 750 euros.

La ordenanza debe respetar unas normas de convivencia que, en cuanto a ocupación de la vía pública delimita un paso mínimo para el peatón. En las aceras será obligatorio dejar 1’8 metros libres y en las zonas peatonales 2’5 metros.

No estará permitido poner mesas ni sillas en el interior de los porches de uso público, como los de la plaza de la catedral. Allí también se concreta que se prefiere el uso de barandillas de forja para delimitar las esquinas del área de uso hotelero. En ningún caso podrá haber mobiliario con publicidad.

Comentarios