Graus homenajea al maestro Borguñó poniendo su nombre a la escuela de música

‘El mejor homenaje que se le podía hacer a Manuel Borguñó era poner su nombre a una escuela de música. Lo decía Jordi Borguñó, su sobrino-nieto, en el transcurso del acto celebrado en Graus con el que finalizaban todos los eventos que, en el último año, se han celebrado para dar a conocer y difundir la figura de quien fuera fundador y director del Orfeón de Graus, Manuel Borguñó. El acto, que coincidió con el día de Santa Cecilia, consistió en descubrir una placa, en la fachada de la casa de la cultura, sede de la escuela de música, y el concierto ofrecido por la soprano Alba Mur y el pianista Santi Lleida.

Jordi Borguñó, explicaba que Manuel aunque compuso, nunca se sintió compositor, sino pedagogo y muestra de ello los libros que escribió y su obsesión porque todo el mundo tuviera la oportunidad de aprender música. Lo que pasó en Graus, dijo Borguñó, fue un milagro, por eso, su tío abuelo siempre llevo Graus en su alma

Se pudo también escuchar un adagio de un cuarteto de cuerda compuesto por Manuel Borguñó, una grabación realizada en el sótano de una tienda en la calle Pelayo de Barcelona, con Manuel Borguñó al piano y el padre de Jordi interpretado un villancico e incluso un improvisado dúo piano y armónica para dos sencillos compases de blues.

A partir de ahora, la escuela municipal de música de Graus, que surgió en el año 1980, llevará el nombre del maestro Borguñó. La directora de la misma desde hace 37 años, María Antonia Casas, recordaba que la música siempre ha formado parte de la historia de Graus y que Borguñó encontró un pueblo con vocación musical y ganas de aprender obteniendo un resultado muy exitoso y dejando una gran impronta y herencia musical tras su marcha.

Por su parte, Joaquín Baldellou, concejal de cultura, explicaba que con este homenaje finalizaban los eventos que, en los últimos meses, se han desarrollado en torno al Orfeón de Graus y la figura de Manuel Borguñó. Destacaba del maestro la capacidad para reunir a más de 150 personas, de distintas edades y clases sociales, en una agrupación musical que cosechó éxitos haya donde fueron escuchados. También se refirió a la escuela de música y a quien, desde su inicio, se encuentra al frente de ella.

La escuela municipal de música de Graus que comenzó su andadura con unos 90 alumnos y en la actualidad cuenta con 250, 15 asignaturas y 12 profesores, sigue el proyecto de Borguñó en el sentido de tratar de dar conocimientos musicales a quienes quieren aprender. Además, junto con otras manifestaciones, mantiene vivo el interés musical de Graus.

El acto concluía con un pequeño concierto que ofrecían Alba Mur y Santi Lleida interpretando algunas piezas compuestas por el maestro Borguñó.

Comentarios