Según Vilarrubí el código aragonés es uno de los más avanzados en las parejas de hecho

Javier Vilarrubi

En el marco del ciclo de CEHIMO sobre Derecho Civil Aragonés, que tiene como objetivo dar a conocer algunos aspectos del texto refundido aprobado por el Gobierno de Aragón en 2011, intervenía este jueves, Javier Vilarrubí, miembro del Colegio de Abogados de Huesca y doctorado por la Universidad de Navarra en Derechos de Empresas, que hablaba de parejas estables no casadas y la ruptura de la convivencia.

Vilarrubí que el código aragonés fue pionero a la hora de regular las relaciones de parejas estables tanto las de un mismo sexo como distinto.

El letrado explicaba que el derecho civil aragonés es muy desconocido y que, por ejemplo, sólo cuándo se produce una ruptura es cuándo se informan de los derechos y deberes.

Vilarrubía agradecía a la Universidad de Zaragoza, CEHIMO y la Asociación de Amas de Casa y Consumidores la invitación recibida para impartir la charla.

El ciclo se cierra el día 27 de noviembre: La vecindad civil: una ley en tramitación, por Jesús Delgado, catedrático emérito de Derecho Civil de la Universidad de Zaragoza

Con la publicación del Código del Derecho Foral de Aragón en el año 2011 se añade esta a la breve serie de fechas que jalonan en el tiempo los Cuerpos legales del Derecho aragonés: 1247, “Fueros de Aragón” (Código o Compilación de Huesca); 1447 (o 1452, fecha en que se publicó), Recopilación sistemática de los Fueros; 1925, Apéndice; 1967, Compilación. Cinco fechas en nueve siglos. Siete si se añaden las de la formación oficial de las Observancias (1428) y de la publicación de la colección de Actos de Corte (1554).

CEHIMO recuerda que “al amparo de la competencia en materia de conservación, modificación y desarrollo del Derecho Civil propio que nos reconoce el artículo 149/1/8 de la Constitución Española “...El nuevo cuerpo legal del derecho civil tiende a incorporar cuanto de bueno y útil hay en la Compilación, que es casi todo, para actualizarlo, desarrollarlo y completarlo con las normas que parecieron más conformes con las ideas cívicas y las circunstancias vitales de los aragoneses y aragonesas de hoy y mañana…” (Decreto legislativo 1/2011 de 22 de marzo del Gobierno de Aragón) “.

Comentarios