Aumentan los casos de acoso y violencia a profesores, según el Defensor del Profesor

El último informe del sindicato educativo ANPE indica un cambio de tendencia en los casos de acoso y violencia hacia los docentes. Se han multiplicado por cuatro las agresiones y amenazas de alumnos a profesores. Más de 32.500 profesores han sido atendidos por ANPE en España, desde la creación del servicio de El Defensor del Profesor. De ellos, 2.249 corresponden al curso 2016-2017, lo que supone un 15% más que en el curso inmediatamente anterior. Centrándose en los casos atendidos por el Defensor del Profesor en Aragón en el curso 2016/2017, la provincia de Huesca registró el 13% de los casos atendidos.

En la comunidad autónoma han disminuido los casos en número, pero para ANPE no es un dato satisfactorio. Si es un caso consecuencia de una agresión física, directamente se realiza denuncia y va por vía judicial por lo que muchos de esos casos que los hay, no llegan directamente al sindicato. Por la complejidad de los mismos, han sido en su mayoría casos que han requerido un seguimiento prolongado en el tiempo, que no se han resulto con asesoramiento jurídico a través de una llamada telefónica.

De los casos atendidos en Aragón, el 25% corresponde a profesorado de Primaria, otro 56% a Educación Secundaria el resto se reparte entre las enseñanzas restantes.

Por lo que se refiere a la tipología de los casos atendidos, se distinguen los concernientes a los alumnos, los que provienen de la interacción con los compañeros de profesión y los relacionados con los padres. En cuanto a los alumnos hay que destacar el gran aumento de casos en lo relacionado con amenazas (pasando del 0% al 7%). En lo relativo a los compañeros, respecto al curso pasado ha aumentado un 1 punto porcentual (del 9% al 10%) los problemas con la administración educativa y en 11 puntos (del 3% al 14%) lo relacionado con la dirección del centro. Finalmente, por lo que se refiere a los padres, se observa un aumento en las denuncias a profesores (desde un 3% a un 7%).

Ante los datos extraídos del informe, ANPE quiere mostrar su preocupación por el cambio de tendencia en el número de situaciones que alteran el normal desarrollo de la convivencia en los centros educativos, puesto que han aumentado con respecto al curso anterior, y principalmente por el gran aumento en los casos de amenazas y denuncias por parte de padres a profesores así como de alumnos a docentes que hemos pasado del 0% al 7%.

Estas y las anteriores situaciones destacadas están provocando inestabilidad emocional en los docentes llegando en algunos casos a producir serias consecuencias en su salud mental. El 17% de los casos presentaba depresión produciéndose en muchos casos baja laboral de distinta temporalidad.

Comentarios